Actualizado 17/12/2013 21:45 CET

ATI y CCOO: "Es indecente pagar 908 millones por Valdecilla cuando las obras están tasadas en 99"

Portavoces de CCOO  y ATI
Foto: EUROPA PRESS

Convocan el viernes una manifestación contra la "privatización"

   SANTANDER, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los sindicatos ATI y CCOO han tachado de "indecente" el tener que pagar 908 millones de euros por las obras del Hospital Valdecilla con la colaboración público-privada, cuando las mismas están "tasadas" en 99,1 millones, de modo el acabar los trabajos va a costar "nueve veces más".

   Se trata de una "losa" que el Gobierno regional va a hacer cargar a los cántabros para "imponer" la "privatización" del centro sanitario, contra la que ambos sindicatos han convocado una manifestación este viernes, 25 de octubre, a partir de las 18.30 horas, desde la rotonda de Valdecilla hasta la Delegación del Gobierno, y a la que se han adherido ya otras formaciones sindicales y colectivos.

   En rueda de prensa, la secretaria general de ATI, Isabel Salas, y la de la Federación de Sanidad de CCOO, Asunción Ruiz, han censurado la actuación "incoherente" de la Consejería de Sanidad, pues el contrato va a suponer el pago de un canon de 45,5 millones de euros al año durante 20 años, cuando los 99,1 millones en que están tasadas las obras podrían ser "perfectamente amortizados" en cuatro años, sin tener que "meter en un hoyo" a los contribuyentes. "Estamos regalando nuestro patrimonio", ha apostillado Salas.

   "Si podemos pagar 45,4 millones de euros al año durante 20 años, ¿cómo no vamos a pagar 99 millones de euros en un plazo de cuatro años?", ha reflexionado la portavoz de ATI, para quien el proyecto del Ejecutivo equivale a "privatización, destrucción de empleo, despilfarro y marcada desvergüenza".  

   Y es que "no es coherente y no tiene justificación alguna", ha dicho Salas, "pagar nueve veces más lo que cuesta" terminar el hospital, más cuando el Gobierno de España ha asegurado que subvencionará el total de la obra, a la que destinará 28 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 y que, si no se gastan en Valdecilla, "se perderán -ha apuntado- por el camino".

NEFASTA

   Desde ATI y CCOO avisan que la "privatización" del hospital será "nefasta" para todos, porque el contrato afecta a trabajadores, a usuarios y ciudadanos en general. Precisan al respecto que "privatizar lo público, dejarlo en manos de la empresa privada es sinónimo de negocio, de actividad propiamente lucrativa", algo que "no casa" con el concepto de lo público.

   "El Hospital Valdecilla en manos de la empresa privada ya no será igual" pues ésta "vendrá a llenar los bolsillos y no a beneficiar a la sanidad", han avisado ambos sindicatos, para los que el "beneficio" que obtenga la empresa que acabe el centro sanitarios será "totalmente excesivo".

   Así, denuncian, el contrato incluye "prebendas exageradas" para la misma, como la gestión "en monopolio" de un "imperio" de 40 empresas que el hospital tiene contratadas externamente por valor de 28 millones al año, así como la gestión de "cinco" servicios "propios" del hospital: mantenimiento general, informática, almacenes, cocina y archivo, que ahora "privatiza" -apostillan- la consejera, María José Sáenz de Buruaga, para que el beneficio de la firma sea "aún mayor".

   Además, las más de 266 personas que trabajan en los servicios afectados por la privatización y con los que la titular de Sanidad "ha mercadeado", serán gestionados "bajo lo privado" cuando se trata de personal propio del hospital y empleados públicos.

   ATI y CCOO también han criticado la "falta de respeto" del Gobierno y la Consejería a los cántabros, "rascándoles bien los bolsillos" para pagar unas obras, insisten, que en manos de una empresa privada "se multiplican por nueve", y que no haría falta, pues el Estado las va a "sufragar".

TROFEO ELECTORAL

   Todo esto lo achacan ambos sindicatos a la "desmesurada ambición" de Sáenz de Buruaga por seguir estando en las próximas elecciones "en la poltrona", pues en 2015 el Gobierno usará la foto de terminación de las obras de Valdecilla como "trofeo electoral", aunque hayan tenido que meter a los cántabros "en un hoyo a los cántabros".

   Ante esto, los dos sindicatos piden a la consejera que "dé marcha atrás" y quite a los ciudadanos "la soga" que les "oprime el cuello" por el "descabellado" proyecto de "enfocar el hospital Valdecilla hacia lo privado".