Avisan de la "muerte" de la flota si hay "mala" costera de bonito tras el recorte de verdel

Ejemplares de verdel en Santoña
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/12/2018 16:00:35CET

El Gobierno regional cree que el recorte de capturas de caballa un 20% supone un "importante varapalo" para los barcos de la región

SANTANDER, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los pescadores cántabros han lamentado la bajada de la cuota del verdel o caballa de un 20% acordada por Bruselas para 2019 y que se suma al mismo recorte aplicado el año pasado.

Así, ante esta nueva "agria" noticia, han advertido de la "muerte" de la flota en caso de que haya una "mala" pesquería del bonito, en tanto que el Gobierno regional cree que la decisión comunitaria constituye un "importante varapalo" para los barcos de la Comunidad.

"Como venga mal la costera del bonito, el sector se muere", ha avisado el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, Miguel Fernández, que ha explicado a Europa Press que los barcos de otras artes -distintas al arrastre y al cerco- y que suponen unos 80 de los cerca de 120 que hay en Cantabria, obtienen casi el 70% de sus beneficios del verdel.

Así, subsisten gracias a esta especie, cuya cuota se ha suprimido un 40% en dos años y, también, al bonito, por lo que si no viene buena esta última pesquería, la flota pequeña "va a pasarlo muy mal".

"Dios quiera que haya bonito", ha deseado Fernández, convencido de que, en caso contrario, los buques pequeños van a "sufrir y bastante".

El Ejecutivo autonómico también ha lamentado el acuerdo para la caballa que supone un "importante recorte" de las capturas y, por tanto, un "importante varapalo" para la flota cántabra, pues "gran parte" de ella depende de esta especie.

"Esperemos que se mantengan al menos buenos precios para poder sacar el mayor partido a la cuota tan reducida que vamos a tener de este pez", ha confiado la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, en valoraciones remitidas a esta agencia.

RESTO DE PESQUERÍAS

En términos generales, el también presidente de la Cofradía de Pescadores de Santoña ha opinado que el reparto acordado por los ministros de Pesca de la Unión Europea para la flota comunitaria en 2019 "no es malo" para España, sino que "está bien".

En el caso de Cantabria, al decisión deja un "sabor agridulce", que en el caso concreto del verdel es "muy agrio", al reducirse la cuota de pesca un 20% a sumar al 20% del año pasado.

En cambio, Fernández considera "buena" la decisión de incrementar el cupo del chicharro o jurel un 17%, al igual que aumentar un 7% la del rape, o que se mantengan las toneladas reservadas para la merluza.

"El problema está en el verdel", del que dependen la mayoría de los barcos cántabros, y que empiezan esta costera en marzo. Suele durar hasta mediados o finales de abril, mientras que para principios de julio se espera que entre el bonito en el Cantábrico.

Por su parte, a ojos del Gobierno regional (PRC-PSOE), la negociación lograda por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha resultado "muy positiva" para Cantabria, pues gracias a ella "España interrumpe la tendencia de los últimos cuatro años", en los que la UE bajó el TAC (Total Admisible de Capturas) de muchas especies importantes para esta Comunidad.

"Las especies de las que somos altamente dependientes, como el chicharro, la anchoa, el rape o la merluza han tenido incrementos de cuota o se han mantenido, en el peor de los casos, con lo que la flota podrá faenar con más tranquilidad", ha valorado López.

"Algunas de ellas tenían anunciado además un importante recorte, como la merluza, que el ministerio ha sabido defender", ha agregado la directora autonómica de Pesca.

Finalmente, ha aplaudido que el Ministerio haya encontrado una posible solución al problema de la prohibición de los descartes, ya que en las negociaciones se ha conseguido el acceso a una bolsa común para especies accesorias para las que nuestro país no tiene cuota, de tal modo que "ningún buque se quede sin poder trabajar por esta medida".