El Ayuntamiento ve "positivo" poder tomar agua del embalse de Alsa ante el problema de escasez de agua

Publicado 09/07/2019 19:38:34CET

Lamenta que Santander "tenga que estar sujeta a urgencias de última hora" cuando se pidió a finales de junio la activación del bitrasvase

SANTANDER, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander considera "positivo" el acuerdo entre el Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para que la capital cántabra pueda tomar agua, en caso de necesitarlo, del embalse de Alsa, a la espera de que se tramite la autorización para poder abastecerse del bitrasvase y tener garantizado así el suministro para este verano.

Así lo ha declarado la concejal de Medio Ambiente, Margarita Rojo (PP), después de que este martes el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanimo, José Luis Gochicoa (PRC) y el presidente de la CHC, Manuel Gutiérrez, hayan anunciado que, ante el problema de falta de agua que sufre Santander, la ciudad se abastecerá de emergencia del embalse de Alsa mientras se finalizan los trámites que permitirán la transferencia de cinco hectómetros cúbicos con carácter anual para la Cuenca del Cantábrico desde el embalse del Ebro.

Rojo ha agradecido a Gochicoa que haya actuado "con diligencia" y que nada más ponerse al frente de la responsabilidad de la gestión del ciclo integral del agua, se haya interesado por buscar soluciones para el abastecimiento a Santander en la época estival.

No obstante, la edil ha lamentado que Santander "tenga que estar sujeta a urgencias de última hora" para que --dice-- el Gobierno de Cantabria cumpla con su obligación de articular los mecanismos pertinentes para garantizar que la ciudad dispone de agua suficiente.

En este sentido, ha señalado que la finalidad del bitrasvase es garantizar el suministro de agua a Cantabria y asegurar el caudal medioambiental de los ríos Pas y Besaya y ha remarcado que es el Gobierno de Cantabria "quien tiene que garantizar el suministro y quien cobra una tarifa con una parte fija precisamente para la garantía de abastecimiento".

La concejala ha apuntado que, desde finales de junio, el Ayuntamiento ha venido advirtiendo al Gobierno de Cantabria de que era necesario activar el abastecimiento de agua a la ciudad a través del bitrasvase, como en años anteriores.

Así, ha precisado que, desde 2009, todos los veranos ha sido necesario abastecer de agua a Santander en época de estiaje a través del bitrasvase en mayor o menor medida, con 1,2 hectómetros cúbicos en 2010; 1 en el año 2011; 4 en 2012; 3,7 en 2013; 5,4 en 2014; 5,9 en 2015; 4,9 en 2016; 1,3 en 2017; y 1,8 en 2018.

Rojo ha explicado que el Ayuntamiento solicitó formalmente al Gobierno de Cantabria, el día 28 de junio, agua procedente del bitrasvase para su activación el 1 de julio debido a la situación de escasez de agua, agravada por las altas temperaturas, y ante la previsión de ausencia de lluvias en los días siguientes.

Ha señalado que al no haberse activado el bitrasvase, como estaba solicitado, el Ayuntamiento ha adoptado inicialmente, y desde el día 1 de julio, medidas como la reducción del 50% en el volumen de agua de baldeo, tanto manual como mecánico, por parte del servicio de limpieza viaria; así como del riego de parques y jardines, además del control de consumo en fuentes ornamentales.

Rojo ha detallado que, a día de hoy, el agua disponible en las captaciones se corresponde, aproximadamente, con los consumos diarios en la ciudad, por lo que si, tal como estiman las previsiones meteorológicas para los próximos días, se suceden las jornadas de tiempo seco y altas temperaturas, "ese caudal no sería suficiente para abastecer al municipio".

"Se trata de ser responsables y estar preparados para que, si es necesario, Santander pueda, en el momento en el que lo requiera, recurrir al bitrasvase, una infraestructura que precisamente se construyó para que el suministro a nuestra comunidad autónoma esté garantizado", ha subrayado.

Contador