Los ayuntamientos cántabros podrían ahorrar 49 millones de euros renegociando las facturas, según un estudio

Actualizado 14/10/2011 13:19:14 CET
EUROPA PRESS

Un informe de la consultora Eneas señala que al menos un 20% de los gastos corrientes municipales están "sobredimensionados"

SANTANDER, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Corporaciones Locales de Cantabria podrían llegar a ahorrar 49 millones de euros con una gestión económica eficiente y aplicando los principios de transparencia y profesionalización en los gastos destinados a los bienes y servicios corrientes, a los que las arcas municipales destinaron en el año 2010, 246 millones de euros.

Son las conclusiones de un análisis efectuado por la consultora Eneas Sector Público, especializada en el estudio y optimización de costes para las Administraciones Públicas, según el cual los 102 ayuntamientos de Cantabria tienen "sobredimensionados" al menos en un 20% las facturas de gastos corrientes (teléfono, electricidad, seguros, limpieza, mensajería, recogidas de basuras, etcétera).

El motivo, según apunta el estudio, es que la mayor parte de los ayuntamientos han heredado contratos históricos que jamás han sido revisados y que, por tanto, están fuera de las actuales condiciones de mercado que, a todas luces, resultan más competitivas que hace años.

Por volumen de presupuesto asignado para estos servicios en el capítulo II de los Presupuestos Autonómicos, a la cabeza en potencial de ahorro se encuentra la capital, Santander, que podría ver reducidas sus facturas en 16,2 millones de euros, un 20% menos de lo que paga actualmente por los servicios corrientes, un presupuesto que supera los 81 millones de euros.

Le sigue el municipio de Torrelavega, con unos ahorros que superarían los 3,8 millones de euros; Castro-Urdiales, con 2,8; Camargo con 2,3; Laredo con ahorros de 2,2 milones y Piélagos, que podría ver reducidas sus facturas en 1,9 millones de euros.

PRINCIPIO DE EFICIENCIA

A juicio de Miguel Marín, socio director de Eneas Sector Público y autor de este estudio, la solución para recortar los gastos en los ayuntamientos no pasa por "reducir prestaciones a los ciudadanos, ni tampoco debería pasar por subir los impuestos, al menos como primera opción".

"Antes hay que reducir las enormes bolsas de ineficiencias y costes estructurales innecesarios que abundan en el sector público, mediante la optimización de los suministros y de los procesos de contratación", afirma. Para conseguirlo, la consultora propone diversas soluciones, empezando por revisar uno por uno los contratos con el fin de ver hasta qué punto su precio está sobredimensionado.

Una vez realizado este exhaustivo análisis, la administración debe explotar el perfil de gran consumidor y gran cliente que tiene para sus proveedores, aumentar al máximo la transparencia y la información de todos los procesos, de forma que todos los potenciales adjudicatarios estén en las mismas condiciones y explotar al máximo la competencia alrededor de cada contrato y cada proceso de compra.

Asimismo, Eneas Sector Público propone la realización de licitaciones conjuntas y la creación de centrales de compra, lo que permitiría que determinados municipios agruparan sus contratos y de este modo contrataran los servicios a unos precios más competitivos que si lo hicieran de forma unitaria.

La clave está, a su juicio, en llevar los modelos de gestión de compras que tiene el sector privado hasta el sector público.

Según el análisis efectuado por la consultora Eneas Sector Público, con los ingresos obtenidos por la revisión de las facturas propias de los bienes y servicios corrientes de las administraciones de esta región, se podría pagar el 24% de la deuda que las administraciones mantienen con sus proveedores autónomos, que asciende a 206 millones de euros, según ha denunciado recientemente la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).