Caja Cantabria aprueba 3,7 millones para Obra Social

Puente y Zúñiga, secretario y presidente de Caja Cantabria
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 28/06/2014 21:57:00 CET

Es el importe "más ajustado" posible pero permitirá mantener un nivel de actividad "mucho más que decoroso"

   SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Asamblea General de Caja Cantabria ha aprobado este sábado, en su reunión anual, el presupuesto de la Obra Social de la entidad para el presente ejercicio, que asciende a 3,7 millones, el importe "más ajustado" posible pero que permitirá mantener un nivel de actividad "mucho más que decoroso".

   Así lo han destacado, en rueda de prensa, al término de la asamblea, el presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga, y el secretario del Consejo de Administración, Javier Puente, quienes han indicado que el presupuesto de 2014 ha salido adelante con 37 votos a favor y una abstención, de 38 de los 50 miembros que han asistido. En la reunión también se han aprobado las cuentas de 2013, que han contado con 30 respaldos, siete abstenciones y un voto en contra.

   En cuanto al presupuesto para el presente ejercicio, --que incluye gastos de mantenimiento, nuevas inversiones o las amortizaciones previstas por importe de 900.000 euros--, es "más o menos el mismo" que el del pasado año, según ha asegurado Puente, que ha especificado que se ha elaborado a partir de remanentes, un fondo de contingencia e ingresos propios.

   En este último capítulo se obtendrán 600.000 euros (de ventas de entradas, actividades como las que se organizan en Polientes o alquiler de locales del Casyc a distintas entidades), frente al medio millón previsto inicialmente.

MISMAS ACTUACIONES CON MENOS RECURSOS

   Puente, que ha señalado que en pasados ejercicios se contemplaban presupuestos por hasta 12 millones de euros, frente a los 3,7 del presente año, ha destacado no obstante que la actividad de la Obra Social no disminuye "en esos términos", sino que se están acometiendo "las mismas" actuaciones "con menos recursos". Y es que el "reto" de la entidad es seguir manteniendo "el grueso" de la actividad.

   Y aunque los fondos de la entidad "no son finitos", todavía "queda gasolina" para funcionar "otro año" sin ingresar "nada", ha asegurado el secretario del Consejo de Administración, que ha expresado su confianza en que "se ponga en valor" el patrimonio de Caja Cantabria, como los casi 30 millones en inmuebles --entre los que se incluye la residencia de ancianos de Cazoña, tasada en 11,8 millones y que está a la venta-- o los cerca de 119 millones derivados las acciones de Liberbank, según el precio al que cotizan en la actualidad.

   En este último sentido, espera que el banco que preside Manuel Menéndez, --y en el que se integró Caja Cantabria junto con Cajastur y Caja Extremadura--, empiece a repartir dividendos en 2015, tras los 113 millones de beneficios logrados en el primer trimestre y a partir de la devolución del dinero procedente del FROB.

FUNDACIÓN, A FINALES DE AÑO

   La asamblea, en la que también se han abordado otros puntos que no se han sometido a votación, como información sobre Liberbank y actividades de la Obra Social, es la primera de Caja Cantabria que se celebra con 50 miembros -aunque han asistido 38-, después de que la entidad cántabra gestione ya solo la Obra Social y la actividad financiera haya pasado al banco de Menéndez.

   La estructura de la entidad se ha "aligerado de manera radical", han sentenciado Puente y Zúñiga, que han resaltado que, con estos cambios (como la reducción de 18 a 12 de los miembros del Consejo, único órgano de dirección) y en un contexto de crisis, se ha apostado por una "economía de medios", de modo que se ha mantenido -han dicho- "lo imprescindible" y se está "navegando con lo mínimo". Esto se ha traducido en un menor gasto que, a lo largo de 2014, se prevé reducir más de un 50%, tal y como han cifrado.

   Al hilo de esto último, y preguntados por el futuro de Caja Cantabria, que pasará a ser una fundación regida por un patronato, han indicado que se están estudiando y elaborando el borrador de los estatutos. Y después de explicar que el proceso se está llevando a cabo "sin precipitación y con mucho criterio" porque, han dicho, "es más importante hacerlo bien que hacerlo pronto", Zúñiga y Puente prevén que el cambio culmine antes de finales de este año.

   De todas formas, han valorado que el mismo "no tiene por qué notarse", pues se trata de un nuevo modelo de gobierno de la Obra Social de la entidad que, ya como fundación, estará dirigida por un patronato compuesto por un máximo de 15 miembros, elegidos por el actual Consejo de Administración y ratificados por la Asamblea.

BALANCE 2013

   Por otro lado, el presidente de Caja Cantabria ha hecho balance de la actividad de la entidad en 2013, y ha destacado los diez millones que la Obra Social ha "aportado" a los ciudadanos, de los que siete corresponden al convenio urbanístico con el Ayuntamiento de Santander para el cambio de calificación en la residencia de ancianos de Cazoña, cuyo uso pasa de dotacional a residencial.

   Por acciones concretas, Zúñiga ha destacado, dentro del área de sanidad, la colaboración en la puesta en marcha del Hospital Virtual de Valdecilla, al que la Obra Social destinó 150.000 euros.

   En el ámbito cultural, ha subrayado los más de 300 proyectos realizados de forma directa o indirecta, en cooperación con otras instituciones, y entre los que ha citado 19 exposiciones, 15 representaciones teatrales en el ciclo estival Talía, el taller de foto de Polientes, tres conciertos de música religiosa o cinco de la Joven Orquesta de Cantabria.

   En educación y medio ambiente ha resaltado las actividades que ambas áreas se realizan a lo largo de todo el año en el centro que Caja Cantabria tiene en Polientes, y en las que han participado más de 3.500 jóvenes el año pasado.

   A ella se suman las desarrolladas en los ocho centros sociales de Caja Cantabria que hay por toda la región, en los que se han llevado a cabo medio centenar de actuaciones de 32 tipos diferentes, en las que han participado más de 10.000 personas. Todo esto se une a las 23 entidades beneficiarias de la acción solidaria de la entidad.

FUTURO PROMETEDOR

   Para finalizar, Eduardo Zúñiga ha destacado que Caja Cantabria está haciendo frente a una coyuntura "compleja" y que está en un momento de "transición", marcado por la "austeridad" pero también, ha dicho, por la generación de nuevas infraestructuras que auguran "un futuro prometedor" a la entidad, cuyo "compromiso" es, ha concluido, "Cantabria y su gente".