El cambio de abogado del fugitivo de Turieno está ralentizado la investigación

Agentes de la Guardia Civil detienen a Luciano José Simón Gómez
GUARDIA CIVIL
Publicado 30/07/2018 13:26:30CET

SANTANDER, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, ha afirmado este lunes que el cambio de abogado del hombre que se atrincheró en su casa de Turieno (Camaleño) está ralentizando la investigación y provocando que ésta sea "cada vez más lenta".

Así lo ha señalado Zuloaga, a preguntas de la prensa sobre la búsqueda del arma que utilizó este hombre, Luciano José Gómez, de 58 años, para disparar a la Guardia Civil, hiriendo a un agente, y que después ocultó en el monte tras huir de su vivienda.

El delegado ha dicho que el trabajo para encontrar el arma se mantiene, al tiempo que ha precisado que "el emboscado cambió de abogado y eso está haciendo que la investigación sea cada vez más lenta".

En relación con la operación llevada cabo por la Guardia Civil y que culminó con la detención del fugitivo, ha señalado que "los cauces del análisis están en manos" de este Cuerpo.

Y ha explicado que, como todas las operaciones, una vez que se producen "se lleva a cabo un análisis de ellas para afrontar futuras situaciones que puedan ser en la misma situación". "Evidentemente, ese trabajo aún no esta acabado y por eso tampoco se ha dado ningún traslado ni se ha tomado ninguna decisión", ha dicho.

BÚSQUEDA DEL ARMA

El arma utilizada por el fugitivo para disparara contra la Guardia Civil es tipo escopeta y según dijo el acusado la había tirado en una zona del monte que después se amplió, al no encontrarse allí.

Se trata de una zona "complicadísima" y "amplia", que se ha ido desbrozando y ampliando progresivamente, pero sin resultados por el momento, según explicó en su día la Guardia Civil.

En las labores de búsqueda participan un equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil y un perro acompañado del correspondiente guía, entre otros efectivos.

Tras ser detenido la madrugada del pasado jueves cuando regresaba a su vivienda, el fugitivo dijo que había escondido la escopeta en un lugar de los montes cercanos a Camaleño, que no ha trascendido, donde se ocultó hasta que fue arrestado.

El fugitivo, que permanece en prisión provisional, comunicada y sin fianza, y considerado "extremadamente peligroso", fue arrestado tras permanecer más de 20 horas fugado, y cerca de doce más atrincherado en la vivienda.