CCOO y UGT denuncian que el acuerdo de Primaria es "despilfarrador y discriminatorio"

Publicado 30/04/2019 17:21:03CET

Las Federaciones de Sanidad considera que carece de criterio gestor y no se basa en ningún tipo de estudio previo

SANTANDER, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

CCOO y UGT han denunciado que el Acuerdo de Organización de la Asistencia pactado por el Sindicato Médico y finalmente rubricado en Mesa Sectorial por ATI y CSIF, lejos de solucionar la realidad actual de los trabajadores y usuarios de la Atención Primaria, se ha convertido en un acuerdo "discriminatorio, estéril, despilfarrador que no ha hecho más que generar conflictos entre los diversos profesionales".

Ambos sindicatos han manifestado su "indignación" al entender que el acuerdo impide recuperar de forma efectiva la jornada de 35 horas de forma igualitaria para todos los profesionales de la Gerencia de Atención Primaria y que tampoco recupera empleo de calidad.

El denominado 'Acuerdo de Organización de la Asistencia Sanitaria prestada por el Servicio Cántabro de Salud para la implantación de la nueva jornada de trabajo' carece, a juicio de UGT y CCOO, "de criterio gestor y no se basa en ningún tipo de estudio previo".

CCOO y UGT han recordado que el pasado 24 de octubre de 2018, en la Mesa General de Función Pública de Cantabria, firmaron la recuperación de las 35 horas en dos años, obligando a la administración a tener partida presupuestaria.

Una firma que consiguió que los presupuestos de Cantabria recogieran una partida de más de cuatro millones de euros que, sin embargo, la consejera de Sanidad, María Luisa Real, "está utilizando para financiar un acuerdo totalmente ineficaz, discriminatorio entre categorías", denuncian, y que genera conflicto entre los distintos profesionales que conforman el SCS.

"UGT y CCOO, como únicos firmantes de la recuperación de la jornada, no van a quedarse de brazos cruzados viendo cómo el dinero de todos se gestiona sin datos objetivos y/o cuantificables, sin una dirección que apueste por un cambio de modelo sostenible y defienden el horario de apertura de los centros de salud de 8 a 17 horas, sin necesidad de pervertir o malversar la partida presupuestaria destinada a la creación de empleo", han asegurado desde las Federaciones de Sanidad de ambos sindicatos en un comunicado de prensa.

Entre las principales discrepancias está que previo pago de "peonadas" (por ver cinco pacientes en una hora se retribuye 90 euros al médico, 60 a la enfermera y 15 al auxiliar administrativo y celador) no se cumple con la aplicación de la jornada efectiva y no hay opción a la voluntariedad por parte de los profesionales de recuperar las 35 horas semanales.

Destacan también la "discriminación" que genera entre los diferentes profesionales de los centros de salud y hospitales y que se agrava por las diferencias salariales de las que son objeto.

"El dinero no se reparte de forma proporcional y equitativa, existiendo en los hospitales guardias localizadas de personal no facultativo que miden de forma distinta las condiciones laborales, y que no se regulan aludiendo a la dificultad presupuestaria", han subrayado.

Y han hecho hincapié en que "sin ningún pudor ni miramiento, aumentan las retribuciones en festivos especiales a unos colectivos en detrimento de otros que se ven desfavorecidos", tras explicar que el reparto de facultativos en hospitales es de 120 horas al año mientras que el resto del personal tiene 72 horas al año o, peor aún, el personal del SUAP-061 se queda sólo con 48 horas al año.

PROPUESTAS PARA ENFERMERÍA

Para CCOO y UGT, "es increíble que desde una consejería socialista se haya redactado esta propuesta de acuerdo por la amenaza de huelga del Sindicato Médico". "Ni siquiera ha tenido que demostrar la fuerza que tiene llegando a la huelga. Se llama Sindicato Médico, pero no representa a todos los médicos", recalcan.

Ambos sindicatos reclaman para la Atención Primaria una reforma que alcance a todas las categorías, "no un parche a base de dinero" porque los "parches se despegan y volveremos al punto de partida pero despilfarrando el dinero de todos".

En su opinión, la Consejería de Sanidad "no debiera de plegarse ante ninguna amenaza de huelga sin valorar la realidad de los centros de trabajo, identificando las necesidades reales con los profesionales que conforman las diferentes gerencias bajo el paraguas de la negociación por parte de quienes estamos legitimados para poder alcanzar acuerdos", han sentenciado.

UGT y CCOO no descartan iniciar movilizaciones "para remover conciencias ante una situación que genera una ruptura y conflicto entre todos los profesionales, sin valorar este impacto por parte de la Administración y queriendo contentar de forma selectiva a una parte de sus profesionales".

Defienden la sanidad pública de calidad para todos "sin discriminación y utilizando el dinero público de forma racional y con un cambio integral en el modelo de Primaria que sea sostenible".

Contador

Para leer más