Actualizado 04/09/2012 14:05

Condenada a prisión por golpear a su marido que tiró dos latas de cerveza que ella quería beber

SANTANDER, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha condenado a cuatro meses de prisión a una mujer que golpeó a su marido porque le tiró el contenido de dos latas de cerveza que ella pretendía tomarse pese a haber estado consumiendo bebidas alcohólicas durante todo el día.

Además, la mujer no podrá acercarse a menos de 300 metros del hombre ni de su domicilio, ni comunicarse con él por cualquier medio por un periodo de un año y cuatro meses.

La Audiencia considera que la mujer es culpable de un delito de lesiones leves en el ámbito familiar, con la atenuante de embriaguez, y estima así parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía tras la sentencia del Juzgado de lo Penal número 4 de Santander que la condenaba como autora de una falta de lesiones a una multa de 240 euros.

La acusada, María del Carmen M.C., se encontraba el 24 de noviembre de 2011, a las 00.50 horas, en compañía de su esposo en el domicilio familiar de Torrelavega cuando éste le tiró el contenido de dos latas de cerveza que ella pretendía tomar pese a haber estado consumiendo bebidas alcohólicas durante todo el día. La mujer reaccionó golpeando a su marido, causándole una escoriación en la nariz así como un hematoma en el cuello y en la pierna izquierda.

El Ministerio fiscal considera que María del Carmen M.C. es responsable de un delito de lesiones por el que solicita una pena de nueve meses de prisión y la prohibición de acercarse a menos de 300 metros del marido y a su domicilio, así como de comunicarse con él por un periodo de dos años.

La Audiencia argumenta que debe estimarse el recurso de la Fiscalía porque no hay una situación de agresión mutua sino una "reacción violenta" de la mujer que agrede a su marido; no hay "pelea alguna" sino que la violencia es ejercida únicamente por la mujer.

No obstante, matiza que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones leves en el ámbito familiar "en atención a la levedad de las circunstancias del hecho", imponiendo por tanto penas inferiores a las solicitadas.