Publicado 14/04/2020 14:27CET

El consejero de Sanidad abrirá el viernes las comparecencias de la comisión del COVID en el Parlamento

Sesión constitutiva de la Comisión del COVID en el Parlamento de Cantabria
Sesión constitutiva de la Comisión del COVID en el Parlamento de Cantabria - JOAQUIN GOMEZ SASTRE/PARLAMENTO DE CANTABRIA

La comisión se ha constituido hoy, estará presidida por Joaquín Gómez y ya se ha definido el plan de trabajo y a los primeros comparecientes

SANTANDER, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Cantabria ha constituido este martes la comisión especial no permanente para el estudio y seguimiento de la situación derivada de la crisis del coronavirus COVID-19, que estará presidida por el jefe de la Cámara legislativa, Joaquín Gómez (PSOE), y abrirá el viernes, 17 de abril, la fase de comparecencias de los miembros del Gobierno, con la del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

Tras él, los siguientes en comparecer serán, por este orden, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez (PSOE); la de Economía y Hacienda, María Sánchez (PSOE); el de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín (PRC); la de Educación, Marina Lombó (PRC), y la directora general de Salud Pública, Paloma Navas.

Tras la comparecencia del consejero de Sanidad este viernes a las 10.30 horas, se programarán, dos, o incluso tres, comparecencias semanales.

Así ha quedado establecido por unanimidad la sesión constitutiva de la comisión, celebrada este mediodía en el Hemiciclo del Parlamento, donde también se ha elegido a los miembros de la Mesa, que estará compuesta, además de por Joaquín Gómez --elegido presidente a propuesta de todos los grupos--; por el portavoz regionalista, Pedro Hernando, como vicepresidente, y al 'popular' César Pascual como secretario.

PLAN DE TRABAJO

En la comisión, formada por diez miembros --cuatro del PRC, dos del PP, dos del PSOE, uno de Cs y otro de Vox-- se ha establecido el plan de trabajo, esto es las primeras comparecencias, los tiempos de cada sesión y otros detalles, como el lugar en el que se celebrarán.

En este sentido, se ha decidido que las sesiones se celebren en el Hemiciclo, como la que ha tenido lugar este martes, para poder garantizar una mayor distancia de seguridad entre los miembros de la comisión. Además, se ha fijado que, de forma general, solo el compareciente intervendrá en la tribuna y el resto de miembros desde su escaño para no compartir micrófono y limitar el riesgo de contagio.

En relación a los tiempos, se ha determinado que el compareciente tendrá una primera intervención de 25 minutos, tras la que cada grupo tendrá 10 minutos.

Después, habrá una segunda intervención del compareciente de otros 25 minutos, a la que seguirán 5 minutos de cada grupo. La sesión se cerrará con otra de 10 minutos de la persona que comparezca.

Esta secuencia no es la habitual --normalmente son 30 minutos del compareciente, 15 por cada grupo y otra intervención de media hora del invitado-- si bien se ha decidido modificar de forma excepcional a petición del PP, que en este caso "tiene más sentido" y es "mucho más lógico" para fomentar el diálogo. Además, "no altera" los tiempos que establece el reglamento de la Cámara, solo los distribuye de distinta forma.

POLÉMICA SOBRE EL TIPO DE COMPARECIENTES

Además, en la sesión de este martes se ha decidido que, además de estas seis primeras comparecencias de miembros del Ejecutivo, los grupos parlamentarios podrán plantear otras que consideren.

Quién debe comparecer y quién no en esta comisión ha sido uno de los temas que más polémica ha suscitado, prácticamente el único en esta primera sesión.

Y es que, por ejemplo, el portavoz del grupo mixto Vox, Cristóbal Palacio, ha defendido la necesidad de que las comparecencias no se limiten solo a los miembros del Gobierno sino a otros profesionales que puedan dar su versión de lo que "realmente está pasando".

De hecho, Palacio ha avanzado que su grupo tiene preparado un listado de 44 comparecientes, un número que tanto el portavoz del grupo popular, Íñigo Fernández, como el presidente de la Cámara y de la Comisión han considerado que es un volumen tal que puede "bloquear" el trabajo de la misma.

En cambio, ambos han estado abiertos a que en la comisión no solo comparezcan los miembros del Gobierno, sino incluso expertos que puedan "dar luz" sobre distintas cuestiones relacionadas con el abordaje de esta crisis del coronavirus.

Sin embargo, Fernández (PP) ha planteado que se establezcan distintas fases de comparecencias, las primeras con los miembros del Gobierno que se soliciten y luego abrirlas a otros expertos, con el objetivo de que todas ellas sirvan para que los grupos puedan plantear sus propuestas en la comisión.

Por su parte, el portavoz regionalista, Pedro Hernando, ha advertido que esta comisión no es una comisión de investigación, sino que tiene por objeto que los integrantes del Gobierno puedan informar de las medidas que se están adoptando o se van a poner en marcha, que los grupos puedan ejercer su función de "control" al Ejecutivo y que después puedan plantear las iniciativas que se consideren necesarias para ayudar a afrontar esta crisis.

"Va a ser necesario el apoyo de todos para avanzar en la salida de esta crisis", ha reconocido el regionalista, que ha subrayado que el Gobierno PRC-PSOE "ha tendido la mano" a todos los grupos.

Sin embargo, ha aclarado que se trata de una comisión "en positivo" y ha advertido que si algunos grupos pretenden en convertirla en una comisión de investigación y "en negativo", el PRC "no va a estar en esa línea". Pese a ello, se ha mostrado abierto a que puedan comparecer algunos expertos, como ocurre en otras comisiones parlamentarias.

Tras escuchar a Hernando, el portavoz de Vox, Cristóbal Palacio, ha aclarado que su partido "no busca", en este momento, una comisión de investigación en la que buscar una "presunta negligencia" del Gobierno sino un "seguimiento" del efecto de la pandemia pero no escuchando exclusivamente a los miembros del Gobierno como en "una rueda de prensa", sino también a profesionales, funcionarios o mandos intermedios que están viviendo la realidad de la gestión de la misma para ver qué está ocurriendo en realidad.

Sin embargo, Palacio ha aclarado que aunque ahora "no es el momento" de una comisión de investigación, llegará la hora de ver "qué ocurrió" y "por qué".

El portavoz de Cs, Félix Álvarez, también ha advertido del riesgo de que se pueda "confundir" la comisión que se ha creado con una de investigación.

Así, ha defendido que el objeto de la comisión es hacer un "control" al Gobierno y luego abrir un periodo de elaboración y presentación de propuestas que puedan ayudar a mejorar la situación actual y venidera.

Sin embargo, Álvarez ha señalado que "a lo mejor" también cree que habrá que hacer una comisión de investigación.

Los integrantes de la comisión son: Pedro Hernando, Emi Aguirre, Ana Obregón y Francisco Ortiz, por el PRC; Íñigo Fernández y César Pascual, por el PP; Joaquín Gómez y Noelia Cobo, por el PSOE; Félix Álvarez por Cs, y Cristóbal Palacio, por Vox.