Cs: Que los cántabros "se echen la mano a la cartera" si Podemos pactan los Presupuestos

Publicado 05/10/2018 12:37:11CET

Álvarez muestra su "disposición" de CS a negociar las cuentas pero insiste en que no apoyará subidas de impuestos y exigirá alguna bajada

SANTANDER, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cs aún no ha tenido contactos "ni oficiales ni oficiosos" con los partidos del Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) ni sus grupos parlamentarios para hablar de los Presupuestos regionales de 2019 (PGC) y ha advertido a los cántabros que "se echen la mano a la cartera y que no la suelten" si el PRC asume el "posible pacto" sobre las cuentas entre PSOE y Podemos ya que "puede derivar" en una subida de impuestos.

De ello ha alertado, a preguntas de los medios de comunicación, el portavoz autonómico de Cs, Félix Álvarez, al referirse a la reunión de partidos que esta semana mantuvieron en el Parlamento los líderes del PSOE y de Podemos en Cantabria, Pablo Zuloaga y Rosana Alonso, respectivamente, para hablar de las líneas de ambas formaciones de cara a las cuentas dde 2019 y en la que, según ellos reconocieron, hubo "sintonía".

ALERTA DE LAS CONSECUENCIAS DE LA "PODEMIZACIÓN" DEL PSOE

Álvarez ha avisado de la "podemización" que, a su juicio, está teniendo el PSOE tanto a nivel nacional como en Cantabria y ha alertado de las posibles consecuencias.

"Ya hemos visto como el señor Pedro Sánchez está sometido al chantaje de los populistas en el Congreso de los Diputados y como el señor Zuloaga es reflejo del señor Sánchez aquí en Cantabria ya hemos avisado de la deriva del Partido Socialista, de esa podemización a la que tiende", ha aseverado.

Cs ha insistido en que esta "podemización" del PSOE va a hacer que a los cántabros se les siga "estrujando", sobre todo a la "clase media y trabajadora" y paguen más impuestos. "Ya conocemos cuáles son las líneas que maneja Podemos", ha dicho.

Álvarez ha defendido que aunque Podemos y el PSOE intentarán "disfrazar" esa subida de la "manera que quieran", ha señalado que al final "cuando se suben los impuestos, se suben a la gente que los paga", que es la "clase media y trabajadora" y quien tiene "nómica" y no tiene "ningún tipo de escapatoria".

"Aviso a navegantes; La podemizacipn del PSOE va a suponer que los cántabros tegan menos dinero en sus bolsillos; tengan menos dinero a su disposición para hacer con ello lo que les plaza. Y cuando uno tiene menos dinero, hay menos consumo, hay menos ahrro e incluso las deudas de las familias se pueden reducir de una manera mucho más lenta o incluso no reducirse y aumentar", ha advertido.

LAS "CONDICIONES" DE CS PARA APOYAR LOS PGC

Por otra parte, Álvarez ha asegurado que Cs "está en disposición, como siempre, de negociar los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC)" con dos "condiciones fundamentales" para poder apoyarlos.

En primer lugar la primera es que sus condiciones que pongan para apoyar las cuentas se cumplan con la propia aprobación de los Presupuestos. "No vamos a aceptar ni vamos a poner sobre la mesa ninguna condición que se pueda dilatar en el tiempo para que no se cumpla como hicieron con el anterior Presupuesto que negociaron con nosotros", ha dicho.

La segunda, Cs no aceptará "bajo ningún concepto" ningún Presupuesto que suponga "ninguna subida de impuestos" y, de hecho, va a "intentar" que se rebaje el IRPF en los dos primeros tramos y "va a exigir" que el impuesto de sucesiones vuelva a tener una "exención del 99 por ciento", que era la situación que había antes de la aprobación de los Presupuestos de 2018 en vigor, que el bipartito PRC-PSOE logró sacar adelante con el diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio, exintegrante de Cs.

Precisamente, en la negociación del Presupuesto de 2017, Cs renunció a participar en la misma dado que ni el Gobierno ni los grupos que lo sustebaban habían renunciado a hablar con Carrancio, algo que la formación naranja puso como condicionante para intentar acordar las cuentas.

Este año, y después de que por ejemplo los regionalistas no hayan descartado volver a hablar con Carrancio sobre los PGC, Álvarez ha señalado que "cualquier grupo parlamentario tiene la libertad a negociar con quien le dé la gana".

"Si ellos creen que resulta ético y moral negociar con un tránsfuga... El señor Revilla, que decía hace años que los tránsfugas eran como narcotraficantes, tendrá que explicar a los cántabros que, después de haber dicho lo que ha dicho del transfuguismo, el Partido Regionalista se sienta a negocuir algo tan importante como son los presupuesto de cantabria con un tránsfuga", ha dicho.