Publicado 22/01/2021 16:54CET

Detenido de madrugada un joven en Santander, sin mascarilla y hablando sin distancia con un taxista

Coche Policía Nacional patrullando en Santander por el toque de queda
Coche Policía Nacional patrullando en Santander por el toque de queda - POLICÍA

Tenía síntomas de embriaguez e incluso se encaró a su madre cuando, al oír gritos por el forcejeo con la Policía, bajó su pasaporte

SANTANDER, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada en Santander a un joven de 19 años por un presunto delito de resistencia y desobediencia, ya que está acusado de incumplir la normativa Covid, por encontrase en la vía pública pese al toque de queda, sin mascarilla, con síntomas de embriaguez.

Fue arrestado mientras hablaba con un taxista sin guardar la distancia de seguridad, a las 00.40 horas, cuando agentes del Grupo de Atención al Ciudadano (G.A.C) patrullaban la calle Monte, ha informado el Cuerpo en un comunicado.

El chico, que carece de antecedentes, estaba circulando por la vía pública durante el toque de queda (fijado en Cantabria entre las 22.00 y las 06.00 horas), sin portar mascarilla y hablando con un taxista a través de la ventanilla, sin guardar la distancia de seguridad, por lo que los efectivos procedieron a interrogarle.

El joven, que presentaba síntomas de embriaguez, intentó huir de los policías haciendo caso omiso a sus requerimientos, por lo que tuvieron que sujetarle para evitar que corriera.

Una vez controlado, el implicado explicó que venía de casa de un amigo, pero se negó a identificarse "en más de diez ocasiones" e insultó a los efectivos en tono "desafiante, violento y amenazante".

Y al ir a cachearle, el joven ofreció resistencia, ocasionando un forcejeo y gritos. Al escucharlos, la madre del implicado se asomó a la ventana y bajó su pasaporte a los policías, aunque el chico continuó insultándoles e incluso llegó a "encararse" con su madre al recriminarle su comportamiento.

Tampoco obedeció a los agentes cuando le indicaron que se fuera a casa, tras notificarle que iba a ser denunciado. Finalmente, fue detenido y trasladando a dependencias policiales, y ha pasado esta mañana a disposición judicial por un delito de resistencia y desobediencia.