Actualizado 17/12/2016 22:50 CET

Diego espera que 2017 sea un "acelerador del crecimiento" del PP

Cena del PP
EUROPA PRESS

   Sáenz de Buruaga insta a los suyos a "mirar hacia delante" y cree que "no hay que tener miedo al pacto"

   SANTANDER, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, ha instado este sábado a los suyos a ser "optimistas" en 2017 para que este año se convierta en un "acelerador del crecimiento" del partido.

    "Desde mayo de 2015 hasta hoy, se han venido dando resultados en las sucesivas elecciones que demuestran que estamos en el camino acertado, que vamos remontando y recuperando apoyos y confianza de la sociedad", ha afirmado Diego en la cena de Navidad de los 'populares' cántabros, celebrada en el Hotel Santemar y en la que también han intervenido la secretaria autonómica del partido, María José Sáenz de Buruaga, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

CONGRESOS PARA "GANAR ELECCIONES"

   En su intervención, Diego también se ha referido a la convocatoria del Congreso nacional del partido, que se celebrará del 10 al 12 de febrero; a los regionales, entre ellos el de Cantabria, y los locales, citas que deben celebrarse "con el objetivo de ganar elecciones".

   Así, ha hecho un llamamiento a acudir a estos procesos de "democracia interna" con la "voluntad de reafirmarse en sus principios y valores" que conforman la ideología del partido, pero introduciendo "actualizaciones" que respondan a las "demandas" de la sociedad.

   "Mostrémonos como un partido vivo, moderno, fuerte, capaz de responder a las expectativas de una parte mayoritaria de la sociedad española. Un partido fuerte, que nos diferencie de otros, en el estilo de afrontar el debate interno y la diversidad de ideas que enriquecen al Partido Popular", ha reclamado.

   Ha pedido a los suyos que sean "conscientes" de que "son necesarios" y de que hay que "mantener el esfuerzo colectivo". "Cantabria nos necesita, más que nunca", ha opinado.

   Y es que ha mostrado "grave preocupación" por ver a Cantabria en manos del Gobierno PRC-PSOE, al que ve "cometiendo los mismos errores" que en su anterior etapa (2003-2011) y sumido, según ha dicho, "en el marasmo, en el desorden y en la falta de dirección".

   Para el líder del PP cántabro, el bipartito es un Gobierno "débil, enfrentado entre sí, carente de ideas propias" y con unos "complejos que le impiden seguir con la planificación" que el anterior Ejecutivo 'popular' --el que él presidió-- le dejó en marcha y "funcionando bien".

   "Su falta de respuesta a los problemas y su capacidad de convertir en problemas y chapuzas cualquier cosa que abordan, no tiene límite", ha aseverado Diego, quien como "ejemplo" de ello ha citado la gestión del próximo Año Lebaniego y los Presupuestos.

   Respecto a lo primero, ha censurado un Año Jubilar Lebaniego "sin planificación, sin responsables, con adjudicaciones escandalosas e irregulares, y cuya consecuencia es muy grave para la imagen y la economía cántabra".

"LOS PRESUPUESTOS DEL ARRIQUITAUM"

   En cuanto a los Presupuestos, Diego ha opinado que el bipartito los ha convertido "en un espectáculo deplorable" y en un "sainete", con el que han salido "a reñir" socialistas y regionalistas mientras --ha dicho-- "cuelgan en el balcón de Peñaherbosa sus debilidades y sus trapos sucios". "Son los presupuestos del arriquitaum", ha ironizado.

   Diego ha acusado al Gobierno regionalista-socialista de "estar falseando los Presupuestos", con unos ingresos "falsos", y también "arrancando el dinero de los bolsillos de los cántabros", "subiendo todos los impuestos".

   El presidente del PP cántabro ha reconocido que Cantabria "necesita" un Presupuesto "ya", pero "no cualquiera". Así, ha reclamado unas cuentas para 2017 "reales", "que se puedan cumplir" y que "no nos lleven a un gravísimo déficit".

    Y es que, a juicio, de Diego, tal y como están presentados los Presupuestos "son pan para hoy y mucho hambre para mañana".

   A pesar de ello, ha mostrado la disposición del PP a "discutir y negociar" los Presupuestos, "desde planteamientos leales pero que pasan por premisas fundamentales como no permitir presupuestar ingresos que no se puedan acreditar, tanto como por una voluntad de no permitir subir los impuestos cuando no sea necesario, como ya hicieron el año pasado".

   Ha asegurado que en la negociación no se va a llevar "por extremismos ni radicalismos". "Mariano Rajoy nos ha dado ejemplo, enseñándonos que resistir en las propias convicciones es un valor eficaz, que los programas de los partidos, no pueden responder a modas efímeras o titulares de un día y que triunfa quien más confianza demuestra en sus propias ideas", ha subrayado.

"TIEMPO DE MIRAR HACIA DELANTE"

   Por su parte, Sáenz de Buruaga ha señalado que esta etapa en la oposición, le está sirviendo al partido como "prueba" y para "demostrar su solidez y enorme capacidad de resistencia".

   "No han podido y no van a poder con nosotros. No han podido derrotarnos ni podrán celebrar nuestro hundimiento porque somos el PP y debemos sentirnos orgullosos", ha ensalzado la secretaria autonómica los 'populares' cántabros ante los cientos de militantes presentes.

   Por otro lado, ha pedido al partido en Cantabria "dejar de mirar hacia atrás". "No podemos pretender ganar en 2019 con los argumentos de 2015" y ha llamado a demostrar la "capacidad de superación" del partido.

   Para Sáenz de Buruaga, es tiempo "de mirar hacia delante para preparar y ganar el futuro. De abrir una nueva etapa y asentar entre nosotros la nueva directriz de ganar para gobernar. Y tiempo también de interiorizar la cultura del pacto".

   Pero ha insistido en que el partido tiene que "volver a ganar" para "defender" la "hegemonía" del partido en la comunidad autónoma y continuar siendo "referencia de centralidad", para "reconciliarse con la calle y tener alianzas con la sociedad", y para "liderar la única alternativa al desgobierno actual".

   "Hay que ganar para poder gobernar", ha aseverado al tiempo que ha reconocido que "ya no basta con ser los primeros" sino que hay que "lograr que nuestra mayoría sea útil" porque "las victorias por mayoría absoluta serán mucho más infrecuentes".

   En este escenario, ha defendido ante los militantes 'populares' que "no hay que tener miedo al pacto". "No se trata de dejar de ser nosotros mismos, no se trata de dejar de ser fieles a nuestros planteamientos éticos y políticos sino todo lo contrario", ha dicho Sáenz de Buruaga.

   Ha advertido que "eso solo será posible con un PP abierto y en crecimiento", "fuerte, renovado y unido, que ha abandonado la añoranza del pasado para afrontar con ambición su propio futuro".

   Tanto Diego como Sáenz de Buruaga se han referido también al nombramiento de Íñigo de la Serna como ministro de Fomento, lo que, según el presidente del PP cántabro, supone "un orgullo y una garantía añadida del cumplimiento de los compromisos" de Rajoy con la región.

   Ha deseado a De la Serna, ausente en la cena por encontrarse en Moscú por la inauguración de la línea ferroviaria Moscú-Berlín y cuyos trenes han sido construidos por la empresa española Talgo, el "mejor deseo de éxito político y personal". "Lo hacemos desde el cariño a un amigo y desde la admiración a un extraordinario político", ha subrayado.

    También ha "augurado muchos éxitos" a Gema Igual en su labor como alcaldesa y ha opinado que "dará un renovado impulso desde su estilo propio de liderazgo". "Cuentas con nuestro cariño y total apoyo", ha dicho.

   Precisamente, Igual, en su intervención, ha prometido "trabajo, ilusión y honradez" en su labor al frente del Ayuntamiento, con un equipo de Gobierno "unido y comprometido con el PP".

   Y ha expresado su "ilusión" no solo por ser alcaldesa --la primera mujer en ostentar el cargo en la ciudad-- y recibir el "cariño y apoyo" de militantes y ciudadanos sino porque su llegada a la Alcaldía ha sido porque Iñigo de la Serna ha "ascendido" a ministro de Fomento.

Para leer más