Las empresas y familias en quiebra caen un 42,6% en Cantabria en 2018

Publicado 07/02/2019 9:50:12CET
EPDATA

SANTANDER, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron un total de 39 en Cantabria en 2018, lo que supone un retroceso del -42,6% respecto al año pasado, frente al descenso medio del -2,1%, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

En 2018, las familias en concurso en Cantabria se redujeron un 66,6% respecto al año anterior, pasando de 15 en 2017 a solo cinco el año pasado. Mientras que las empresas que pusieron en marcha este procedimiento retrocedieron un 35,8%, hasta las 34.

En tasa intertrimestral (cuarto trimestre sobre tercer trimestre de 2018), el número de deudores concursados cayó un 44,4%, hasta un total de cinco. De octubre a diciembre ninguna familia se declaró en quiebra, frente a dos en el tercer trimestre; mientras que el número de empresas en esta situación se recortó un 28,5%, al pasar de 7 a 5.

De las 34 empresas que entraron en concurso en 2018, un total de 29 eran sociedades de responsabilidad limitada (más del 85% del total), once menos que en el ejercicio anterior, mientras que dos eran sociedades anónimas frente a ocho en 2017 (-75%). Las personas físicas con actividad empresarial bajaron un 60% en los procesos concursales en tasa interanual, al pasar de cinco a dos.

Durante el pasado año, los concursos voluntarios bajaron un 42,2% en relación con 2017, hasta sumar 37, en tanto que los concursos necesarios cayeron a la mitad, de cuatro en 2017 a dos en 2018. Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios se mantuvieron estancados en 22 en la tasa interanual mientras los abreviados cayeron un 63%, hasta los 22.

Casi el 59% de las empresas que entraron en concurso en 2018 en Cantabria tenían como actividad principal el comercio y los servicios, seguidos de la construcción con el 23,5% y la industria (14,7%).

Asimismo, la estadística refleja que el 23,5 de las empresas concursadas el año pasado tiene entre uno y dos asalariados, mientras en 20,6% no tiene ninguno. Solo hubo una empresa concursada con más de un centenar de empleados, dos con entre 50 y 99, y cuatro (el 11,7%), con entre 20 y 49, el mismo porcentaje que las empresas de entre seis y nueve asalariados.

El 26,4% de las empresas concursadas el pasado ejercicio tiene una antigüedad de 20 años o más; el 23,5%, de hasta cuatro años; y el 17,5% de 9 a 12 años.

El 47% de las empresas concursadas en 2018 se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros).

DATOS NACIONALES

En España, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 5.635 en 2018, lo que supone un descenso del 2,1% respecto a 2017.

Este descenso anual fue consecuencia del retroceso en un 3,1% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.131, ya que las familias que se declararon en quiebra se incrementaron un 0,8% en el conjunto de 2018, encadenando su tercer ascenso anual consecutivo tras el de 2017 (+56,1%) y 2016 (+47,3%), aunque mucho más moderado. En total, 1.504 familias entraron en concurso el año pasado.

Dentro del segmento empresarial, en 2018 descendieron los concursos presentados por sociedades anónimas (-13,6%) y limitadas (-2,7%), pero por tercer año consecutivo se incrementaron los procedimientos concursales en las personas físicas con actividad empresarial, un 18,9%, hasta totalizar 333 concursos.

Sumando familias y empresas, el número total de deudores concursados alcanzó la cifra de 5.635 en 2018, un 2,1% menos que en 2017. De esta forma, se vuelve así a tasas negativas después de que los deudores concursados crecieran un 9,5% en 2017.

Por tipo de concurso, en 2018 se registraron 5.287 concursos voluntarios, un 1,5% menos que en 2017, y 348 necesarios, un 9,1% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 14,4% y los abreviados, un 0,3%.

Para leer más