Piden 13.500€ y tres años y medio de cárcel para un participante en una pelea y 300€ para su oponente

Actualizado 25/10/2015 11:59:34 CET

Acusa al hombre para el que pide mayor pena de morderle la oreja a otro acusado, al que le tuvieron que amputar parte de ella

SANTANDER, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha pedido tres años y medio de prisión para un hombre y unos 13.500 euros de indemnización a un hombre que se pegó con otro, al que mordió una oreja y que también ha sido multado con 300 euros. Ambos serán juzgados este lunes, 26 de octubre, a partir de las 10.00 horas, en la Audiencia Provincial.

Según el escrito del fiscal, los hechos ocurrieron en la madrugada del 29 de enero de 2011, cuando los acusados, G.B.V y AE.A.M., a la salida de un bar de la calle Artigales de Castro Urdiales comenzaron una discusión durante la cual el primero de ellos, "con ánimo de menoscabar" la integridad física del segundo, le propinó un "fuerte puñetazo" en la cara.

A continuación, y según la versión del fiscal, ambos se agarraron y golpearon mutuamente, cayendo al suelo, momento en el que G.B.V. mordió la oreja izquierda a AE.A.M.

A este último le tuvieron que amputar el extremo superior de su oreja izquierda, además de sufrir erosiones en el brazo y heridas en el dedo de la mano.

Por este episodio, precisó implantación y requirió 17 días impeditivos. Según el fiscal, AE.A.M. presenta como secuela estado depresivo y perjuicio estético moderado.

El otro acusado, G.B.V. sufrió traumatismo en distintas partes del cuerpo, hematoma en la nuca, dolor cervical y de rodilla, lesiones de las que tardó en curar cinco días no impeditivos.

En base a estos hechos, el fiscal considera a G.B.V. autor de un delito de lesiones y a AE.A.M. de una falta de lesiones.

Por ello, el fiscal reclama a G.B.V. una pena de cárcel de tres años y medio y le condena a indemnizar a AE.A.M. con aproximadamente mil euros por los días impeditivos y 12.500 euros por las secuelas.

Al otro, por la falta de lesiones, le condena a una multa de 300 euros y a indemnizar al otro con 150 euros por los días no impeditivos.

Por su parte, la representación de AE.A.M. se adhiere a los hechos expuestos por el fiscal y solicita la misma pena, tanto de cárcel como de indemnización.

En lo que se refiere a la responsabilidad de AE.A.M. en la pelea, la abogada asegura que "no se ajusta a la realidad" que golpeara al G.B.V., sino que sus lesiones fueron causa de la caída al suelo de este último.

Por su parte, la representación de G.B.V. pide su libre absolución ya que se niega que él causara la lesión a AE.A.M e impugna el informe de alta forense de lesiones.

Esta parte mantiene que G.B.V. estaba paseando a su perro cuando AE.A.M, que se encontraba con varios amigos, comenzó a amenazarle y le propinó una colleja en la cabeza.

Según esta versión, A.E.A. agarró a G.B.V. y ambos cayeron al suelo, lugar en el que el segundo recibió puñetazos del otro y de sus amigos.

Relata que G.B.V., en un momento dado, consiguió escapar y se encerró en el baño de un bar donde permaneció hasta que la Guardia Civil fue a "socorrerle", saliendo escoltado del lugar.

Para leer más