La futura directora del Centro Botín dice que fusionará arte, cultura y educación y creará sinergias con el Guggenheim

Actualizado 26/05/2013 16:03:56 CET
- EUROPA PRESS/FUNDACIÓN BOTÍN

Fátima Sánchez Santiago destaca la importancia de potenciar la creatividad como una vía para "ayudar a salir de la crisis

SANTANDER, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Fátima Sánchez Santiago, directora ejecutiva del futuro Centro Botín, ha manifestado que este proyecto representa el "crecimiento orgánico" de la Fundación Botín, y permitirá que se fusionen las áreas de arte y cultura, por un lado, y educación, por otro, en las que la entidad lleva trabajando 26 y diez años, respectivamente.

Además, este centro, "de referencia" en España y "de primer nivel" en el ámbito internacional, aunque "no es comparable" con el Guggenheim de Bilbao, --porque es "otro tipo de proyecto"--, sí va a contribuir con el centro vasco a que se produzcan más sinergias en la Cornisa Cantábrica, de modo que ambos proyectos van a "sumar" y generar un efecto positivo en el Norte del país.

Así lo ha dicho Sánchez Santiago en una entrevista concedida a RNE en Cantabria, recogida por Europa Press, en la que ha diferenciado ambos proyectos culturales tanto por la estrategia, como por la forma de trabajar y el fin para el que se han creado.

Según a explicado, el promovido por la Fundación Botín es un centro "muy local" pero con una "repercusión en el mundo internacional", que se apoya en tres ejes.

Así, es el proyecto "más global" de la entidad, que aúna la cultura, el arte y la educación, y, además, destaca por su carácter internacional. Pero, a la vez, es el "más local", toda vez que supone un "lugar de encuentro" para los vecinos de Santander, que se van a "dinamizar". Asimismo, ha agregado, será el centro "más social", ya que usará las artes para el fomento y desarrollo de la creatividad personal.

Al hilo de lo anterior, Sánchez Santiago ha detallado que el primer objetivo del centro que dirigirá es continuar la programación de la Fundación Botín, que es "de elevada calidad" y "de referencia", centrada en los talleres formativos, la investigación y la exposición, aspectos que se verán reforzados y ampliados.

Además de este objetivo, que está "prácticamente consolidado", toda vez que se basa en darle "continuidad" para "crecer", se abordará el segundo fin, que es "más complicado", como ha admitido Sánchez Santiago. Consiste, ha recordado, en crear un lugar de encuentro para estar "muy en contacto" con la sociedad, algo que se llevará a cabo "en el centro de la ciudad", donde se va a "cambiar el aspecto físico de la zona" para crear un "entorno muy propicio".

Para esto, la Fundación se apoyará no sólo en el propio centro, es decir, en el edificio proyectado por Renzo Piano, sino en el entorno que se va a generar con la ampliación de los Jardines de Pereda, para crear un entorno "muy agradable" en el que "disfrutar de la naturaleza y del aire libre", y la retirada del tráfico, que evita inseguridad, ruido, contaminación, etc. De esta forma, se logra un espacio donde la gente puede ir, ha señalado la futura directora ejecutiva, a "disfrutar, crecer, aprender y estar".

Junto a todo lo anterior, se consigue un lugar "pionero e innovador", ya que constituirá una "oportunidad única" de trasladar el programa educativo de la Fundación Botín, que se aplica a niños de tres a 16 años, a personas de cualquier edad, "de cero a cien, desde un recién nacido hasta el más mayor", ha apostillado.

"VIVIR EL CENTRO"

"La gente tendrá que venir al Centro Botín y tendrá que vivirlo", ha sentenciado su futura directora ejecutiva, para destacar que el proyecto "cumplirá su función en cuando la gente empiece a conocerlo" y "se acerque a la zona y participe" de las actividades artísticas y culturales, es decir, que además de "ver" las exposiciones y muestras pueda "vivir" el arte.

Así, cualquier persona será "bienvenida" al Centro Botín, y podrá "vivir las artes" como una forma de "despertar su creatividad", que es precisamente una de las capacidades y habilidades del ser humano que "más hace falta desbloquear en la actualidad", tanto en Santander, como en España y el resto del mundo.

Y es que, como ha recordado, es "una vía" para "ayudar a salir de la crisis", ya que el arte y la cultura, junto con la creatividad, "agudizan el ingenio", especialmente en momentos "difíciles" como el actual.

"Las artes tienen muchos beneficios" y "un potencial enorme", ha sentenciado Sánchez Santiago, ya que suponen una "fantástica oportunidad" de potenciar la creatividad y el desarrollo integral de las personas, de ahí la importancia que les concede la Fundación Botín junto con la propia educación.

A este respecto, la experta ha abogado por estudiar el papel de la emoción en el proceso creativo, algo que también redunda en "nuestro bienestar personal", ha enfatizado.

OPOSICIÓN AL CENTRO

Preguntada por la oposición surgida al Centro Botín, concretamente a su emplazamiento, al que se oponen colectivos integrados en la Plataforma en Defensa de la Bahía (DEBA), Sánchez Santiago cree que es algo "absolutamente lógico y natural", hasta el punto de que la habría "sorprendido mucho" que no hubiera debate u oposición, algo que, por otro lado, enriquece a cualquier proyecto. Así, ha apuntado que la oposición es "necesaria", porque introduce la "crítica constructiva".