Publicado 09/09/2022 12:30

Gobierno y empresarios son optimistas frente al otoño pese a la "gravedad" de la situación actual

Los presidentes de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y de CEOE, Enrique Conde
Los presidentes de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y de CEOE, Enrique Conde - GOBIERNO DE CANTABRIA

Revilla y Conde reclaman apoyos a nivel nacional y europeo para frenar el precio de la energía

SANTANDER, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el de CEOE-CEPYME, Enrique Conde, han hablado hoy de "optimismo" frente un otoño que se prevé difícil para la economía regional y pese a que "las circunstancias que hay son bastante graves" y la situación es "complicada" para las empresas.

Revilla y Conde se han reunido en la sede del Gobierno para abordar la situación actual del tejido productivo de Cantabria, han expresado su optimismo con la situación económica con la salvedad del coste de la energía, motivado por la guerra de Ucrania, para lo que han reclamado una solución a nivel europeo, pues han reconocido que el sector electrointensivo está "en una situación dramática", con expedientes de regulación de empleo y "expectativas de posibles cierres".

Según Revilla, Cantabria "ha tenido un verano impresionante, hemos batido todos los récord de asistencia", si bien ha reconocido que los beneficios de las empresas se aminoran por los altos costes.

Pero ha subrayado que las empresas "tienen dinamismo", con 25 que han presentado al Gobierno planes de inversión para los próximos dos años "que demuestran que están mirando hacia adelante" si bien "con la espada" de la incertidumbre.

En este sentido, Revilla espera que el Gobierno de España, en la próxima cumbre de presidentes que confía se celebre antes de final de año en Comillas si bien el presidente, Pedro Sánchez, aún no le ha contestado al respecto, aborde "cómo van a soportar los autónomos y las empresas el coste de la energía si sigue en esta línea". "Supongo que tendrá algún tipo de repuesta, ya no solo a nivel de España sino de la UE y los Estados Unidos, que es el que dirige la política europea en la guerra de Rusia y Ucrania".

Conde ha coincidido en destacar que las empresas cántabras "están trabajando, están invirtiendo, hay planes de futuro y pedidos industriales hasta 2024" pero los costes han sufrido un incremento importante y los resultados de las empresas en general "están siendo negativos".

Con todo, ha asegurado que existe un "positivismo" en el sentido de que "trabajo hay y ganas de invertir", por lo que ha trasladado a Revilla la necesidad de realizar "políticas conjuntas" con los empresarios para que "en aquello que el Gobierno pueda ayudar, nos ayude", como ha hecho en los últimos años.

OTOÑO

De cara al otoño, Conde ha insistido en que "hay que ser positivo u optimista" si bien "las circunstancias que hay son bastante graves ahora mismo porque cuando uno está produciendo por encima de su coste, lógicamente entra en pérdidas y el dinero ahora esta muy caro para poder pedirle, incluso se está empezando a cerrar el crédito".

"Son situaciones complicadas para las empresas, pero lo que no podemos es echarnos a llorar. Lo que tenemos que hacer es trabajar e intentar solucionar los problemas encima de la mesa", ha dicho.

En este sentido, tras volver a reclamar una solución internacional para la guerra de Ucrania, ha subrayado que la "misión" de los empresarios es "apoyar a nuestro Gobierno, trabajar en nuestras empresas e intentar adaptarnos a las situaciones que se están produciendo".

"Tenemos que estar ahí, no queda otro remedo, porque, o trabajamos todos conjuntos o esto no tira para adelante", ha sentenciado.

PRODUCCION INDUSTRIAL Y FORGINGS & CASTINGS

A preguntas de la prensa sobre la caída del 6,4% de la producción industrial en Cantabria el pasado mes de julio frente al repunte medio nacional del 1,3%, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística, Revilla y Conde han coincidido a que se debe al importante peso que tiene el sector electrointensivo en la región, mayor que en otras comunidades, y en la necesidad de buscar una solución.

El presidente de la patronal ha recordado que pocas comunidades tienen un peso de la industria por encima del 20% del PIB, así como que "la mayoría" de exportadoras tienen pedidos hasta 2024, "pero el problema es que no contaban con el precio de la energía y de los materiales y una serie de factores que hacen que tengas trabajo pero no tengas los rendimientos que tenías y entres prácticamente en números rojos".

Una situación que espera que "se de la vuelta de alguna forma". "Nuestro Gobierno y los europeos tienen que actuar sobre esto, de hecho estos dos meses han estado trabajando en ello", ha dicho.

Revilla ha esgrimido el mismo argumento para explicar la caída del IPI, el hecho de que la industria de Cantabria es una de las que más depende del consumo de la energía, "y cuando está barata es un activo y cuando esta cara es un handicap".

Al hilo, ha señalado que "un montón" de empresas de la región están al 50% de su producción y otras han cerrado sus hornos, avanzando que este sábado se celebrará una reunión "importante" en Reinosa Forgings & Castings. "Tienen pedidos pero al precio de la energía tienen que tomar una decisión: o no producir porque pierden dinero o si lo producen, lo mismo, pierden también".

Por ello ha reclamado "apoyos a nivel nacional" --"aquí, dentro de lo que podemos, dedicamos ayudas a este sector"-- porque "si ese sector se pierde, cuando se vuelva a recuperar la situación normal también habrán perdido clientes y competitividad en los mercados. Esa es la situación".

TECHO DE GASTO

Revilla ha repasado las inversiones del Gobierno de Cantabria para ayudar al sector empresarial y ha asegurado que el Ejecutivo "hará todo lo que pueda y en la elaboración de los presupuestos volcará partidas en la línea de aliviar a las empresas que más están siendo afectadas".

Preguntado si el techo de gasto para 2023 aprobado ayer de 96 millones de euros se destinará a este tipo de ayudas, incluidas las electrointensivas, el presidente ha dicho que en la "línea de optimismo de CEOE", frente a las restricciones, el Gobierno tiene que "intentar inyectar más dinero en la economía y en los sectores que mas lo necesiten".

"Es respuesta al pesimismo, hacer un presupuesto expansivo, igual que las empresas están ahora, en medio de esta incertidumbre, apostando por el futuro", ha declarado el jefe del Ejecutivo.

Contador