Publicado 02/02/2015 22:12CET

El Gobierno "repesca" las solicitudes de ayudas al empleo denegadas en 2014 por falta de crédito

PRC y PSOE ven al Gobierno "ciego y sordo" ante la realidad del mercado laboral

SANTANDER, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cantabria denegó el año pasado 1.300 solicitudes de ayudas a la contratación por agotamiento de la partida consignada para este fin (cinco millones de euros), según ha informado la consejera de Empleo, Cristina Mazas, quien ha anunciado que esas solicitudes se van a "repescar" este año.

Con este fin, la consejera ha explicado que esta misma semana se va a enviar al Boletín Oficial de Cantabria la orden correspondiente, y "para que no vuelva a suceder", la partida de este año es "de crédito ampliable".

Además, en febrero se publicará un decreto de concesión directa, lo que permitirá, según Mazas, atender todas las solicitudes que cumplan los requisitos. Según los datos aportados por la consejera, en 2014 se han recibido 3.117 solicitudes de empresas, de las que 1.175 han sido aprobadas ya y 1.667 denegadas, 1.298 de ellas por agotamiento del crédito.

Se trata de ayudas que oscilan entre 5.000 y 8.000 euros por trabajador, ya sea de nueva contratación o por conversión de contratos temporales en indefinidos. Las correspondientes al primer periodo de plazo ya se han abonado, por un importe de 2,7 millones, y las del segundo plazo se pagarán, según Mazas, en febrero.

Mazas ha hecho el anuncio de la "repesca" de las solicitudes denegadas en 2014 en respuesta a las preguntas formuladas al respecto por el diputado del PSOE Juan Guimerans en el Pleno del Parlamento.

En esta primera sesión del último periodo de sesiones de la legislatura, PRC y PSOE han reiterado que el Gobierno de Ignacio Diego está "ciego y sordo" ante la realidad del mercado laboral de Cantabria, del que han lamentado que el PP hable como si se tratase de "un mundo de fantasía".

Y es que, según la oposición, en los cuatro años de gobierno 'popular' se han destruido "9.200 empleos" atendiendo a la Encuesta de Población Activa (EPA) o "7.348" según los datos del paro registrado, aunque estos últimos dicen que son "maleables" por el Ejecutivo.

Por su parte, el PP ha lamentado que PRC y PSOE "nieguen sistemática la realidad" de ese mercado laboral en el que hay "muchos motivos" para la "esperanza" como demuestran los datos, que han situado a Cantabria como la Comunidad Autónoma donde más se reducido el desempleo en 2014, "el doble de la media nacional, con 6.500 desempleados menos".

Así se han pronunciado los grupos parlamentarios durante el debate de una moción del PSOE para instar al Gobierno regional a adoptar medidas para detener el "constante incremento" del paro, una iniciativa que ha sido rechazada por la mayoría absoluta del PP a pesar de contar con los votos a favor de socialistas y regionalistas.

El diputado socialista, Juan Guimerans, ha lamentado que, en el tema del empleo, el PP se haya dedicado toda la legislatura a "hacer oposición a la oposición" en lugar de centrarse en poner en marcha medidas que ofrezcan oportunidades laborales a las "51.200 personas, según la EPA, o 50.446, según el paro registrado", que tienen "hundida su ilusión" por no tener un trabajo.

No obstante, ha considerado que "lo más dramático" no es tal número de desempleados sino el hecho de que, de ellos, un total de "24.228 no cobran nada de nada" y, mientras, de los "pocos" que van encontrando empleo, el 93 por ciento son contratos "temporales, de rotación, con salarios irrisorios y carentes de derechos".

A estas críticas se ha sumado la diputada regionalista Matilde Ruiz, que ha criticado que el presidente regional, Ignacio Diego, aplauda los datos de paro de 2014 y que los achaque al "trabajo y la planificación" cuando "se siguen destruyendo empleos y los que se crean son precarios".

"Debería pedir perdón", ha instado la regionalista a Diego, al tiempo que ha denunciado que sus consideraciones sobre el mercado laboral son "un insulto a la inteligencia de todos los cántabros", principalmente a los parados, los jóvenes que se tienen que marchar y a "todas aquellas personas a las que el Gobierno del PP ha abocado a la pobreza".

Por su parte, el diputado 'popular' Luis Carlos Albalá ha rechazado las críticas de la oposición y ha defendido al Gobierno asegurando que éste no hace "triunfalismo" de los datos de creación de empleo sino que sigue trabajando "continuamente" para seguir ahondado en la "realidad" que PRC y PSOE "niegan sistemáticamente".

Una realidad de descenso del desempleo frente a la que Albalá ha afirmado que el Gobierno y el PP tienen una "prudente esperanza" de cara al "futuro inmediato". "No pueden negar que hoy estamos mejor que ayer, mejor que hace un año y mejor que hace cuatro", ha reivindicado.

TENDENCIA POSITIVA

Por otro lado, el presidente regional, Ignacio Diego, en respuesta a las preguntas de la oposición sobre empleo y salarios, ha asegurado que su Gobierno está logrando una "tendencia positiva" de crecimiento y creación de empleo, mientras que los suelos "se han mantenido fijos e incluso han tenido una leve subida" en 2014, a pesar de estar en un contexto de IPC negativo.

El secretario general del PRC y diputado regional, Miguel Ángel Revilla, ha acusado al Gobierno del PP de destruir empleo algo que Diego ha calificado de "asombroso" porque, ha dicho, "su Gobierno destruyó 27.000 empleos" en sus últimos años mientras que el Ejecutivo del PP ha logrado situar a Cantabria como "la Comunidad Autónoma donde más bajo el paro en 2014".

Diego ha reivindicado que las políticas de su Gobierno han sacado de las listas del paro en este último año a 6.500 personas y han afianzado las afiliaciones a la Seguridad Social, que han cerrado el año con un incremento de 5.000. "Estas son las diferencias de este Gobierno con el suyo", ha espetado Diego a Revilla.

Mientras que la secretaria general del PSOE y diputada regional, Eva Díaz Tezanos, ha acusado al Gobierno del PP de "haber empobrecido a los cántabros" y Diego ha lamentado "su demagogia" porque, ha dicho, el "desgobierno" de regionalistas y socialistas ha llevado a la región a la situación de crisis que ha atravesado.

"Llevaban ya cuatro años en crisis y ustedes lo negaban y lo maquillaban", ha dicho Diego a la líder socialista, de cuyo nombre no se ha acordado, una circunstancia que ha generado un gran revuelo en el hemiciclo llegando la bancada socialista a amenazar con irse de la sesión si el presidente no pedía perdón.

Diego ha pedido disculpas por no acordarse del "nombre de la líder de la oposición". "Lo siento, un lapsus lo tiene cualquiera", ha dicho, pero ha añadido: "Cantabria tiene cosas mucho más importantes que el presidente del Gobierno se acuerde del nombre de la líder de la oposición".

Para leer más