Inteligencia pide cooperación internacional contra el crimen organizado: "Está más cerca de lo que pensamos"

Publicado 09/08/2019 14:20:31CET
Jefe de Operaciones de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documentales (UCRIF), Jaime Nicolás González y jefe del Centro de Inteligencia y Análisis de Riesgo (CIAR) de la Comisaría de Extranjería y Fronteras, José Nieto Barroso
Jefe de Operaciones de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documentales (UCRIF), Jaime Nicolás González y jefe del Centro de Inteligencia y Análisis de Riesgo (CIAR) de la Comisaría de Extranjería y Fronteras, José Nieto BarrosoEUROPA PRESS

SANTANDER, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Centro de Inteligencia y Análisis de Riesgo (CIAR) de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, José Nieto Barroso, ha instado a la cooperación entre las autoridades de los países europeos, así como entre éstas y las agencias de inteligencia, para luchar contra el crimen organizado porque "está mucho más cerca de lo que pensamos", ha aseverado.

Así lo ha expresado Nieto Barroso durante su participación en el curso 'Gestión de fronteras y derechos humanos: protección de los grupos vulnerables' que ha tenido lugar esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

"Si nosotros como país de destino nos miramos el ombligo y no actuamos con nadie ni compartimos información, es muy difícil acabar con estos delitos", ha asegurado.

Nieto Barroso ha explicado que, pese a que antiguamente los agentes de policía eran "muy parcos" y "poco proclives" a compartir información, una de las características principales actuales del Centro Nacional de Inmigración y Fronteras (CENIF) es "colaborar con los socios europeos".

En este sentido, el jefe de Inteligencia ha señalado que la información espacial es "corta" pero que si se comparte con agencias de inteligencia como la EUROPOL, que "almacenan" esta información junto con la de agentes de otros países, se logra "unificar" los datos y "poner en contacto" a los agentes entre sí para trabajar contra estos delitos.

"Tenemos que saber qué ocurre no solamente en España sino también en el Magreb y el África subsahariana para evitar males futuros y conocer los flujos migratorios", ha apostillado.

Del mismo modo, ha puesto el foco en países de América y Asia, sobre los que ha asegurado que es necesario conocer "cualquier tipo de conflicto" que se esté experimentando, así como sus "consecuencias". "Tenemos que estar preparados y compartir la información", ha insistido.

En el caso particular de España, como "frontera sur" de la entrada de inmigrantes a Europa, Nieto Barroso ha recalcado que se necesita el "apoyo" no sólo de las fuerzas de seguridad nacionales sino también de agencias especializadas a nivel transnacional como el FRONTEX.

En concreto, ha destacado la operación 'ECI Níger' cuyo objetivo, además de "combatir la inmigración", es "evitar las muertes" que generan este tipo de actividades. En este operativo participan miembros de la policía española y francesa junto con agentes nigerinos que son desplazados al "corazón de África" por el que pasan "prácticamente todas las rutas", tanto de inmigración como de tráfico de personas, armas o narcotráfico.

Esta operación, cuya duración inicial se extendía hasta diciembre de este año, contará con una segunda fase que se ampliará hasta el año 2022 con el objetivo de formar a los policías nigerinos, así como proveerles de medios materiales y humanos para "conseguir su confianza" y así "trabajar codo con codo" en el desmantelamiento de estas redes.

En este contexto, Nieto Barroso ha recordado las dificultades de trabajar en países como Níger y Mali, que en ocasiones suponen "estados fallidos" con un Código Penal "prácticamente inexistente" y donde trabajar en las fronteras es "muy complicado".

Desde estos países en el centro de África parten las rutas que luego se bifurcan para seguir, bien por Marruecos, o bien por Libia y Egipto para luego acceder a fronteras italianas, por lo que la información se envía también a estas autoridades.

Barroso ha valorado que este tipo de operaciones conjuntas "están dando resultado". Así, en lo que va de año se han iniciado 23 y se han desmantelado hasta 14 redes, y ha hecho un llamamiento a "seguir trabajando". "La ruta sigue viva", ha afirmado.

APOYO CIUDADANO PARA EVITAR MUERTES EN EL MEDITERRÁNEO

Por otro lado, el jefe de Inteligencia ha recordado que, indirectamente, los ciudadanos también "participan" de ese crimen porque en muchas ocasiones "se mira para otro lado".

Asimismo, ha pedido el "apoyo ciudadano" porque "ayudando a la policía y al Estado, ayudan a evitar nuevas muertes en el Mediterráneo", ha subrayado.

Por su parte, el fiscal de la Fiscalía General del Estado, Luis Lafont Nicuesa, ha abogado por situar a los inmigrantes como "objeto de delito" y no como "víctimas" como pasa en la trata con seres humanos.

En este sentido, ha apuntado a que la principal diferencia entre el tráfico de inmigrantes y la trata es que ésta última se lleva a cabo mediante "un abuso" y "un engaño" de la víctima que generalmente se ve "abocada" al ejercicio de la prostitución.

Por el contrario, en el caso de tráfico de inmigrantes existe un "contrato" entre el traficante y el cliente, y la relación entre ambos se amplía hasta que se abona la totalidad del pago de la deuda que el inmigrante contrae con el traficante.

Por último, el fiscal ha incidido en el ánimo de lucro como aspecto característico de los delitos de tráfico de inmigrantes en los que, según ha explicado, no es necesario "acreditar" el lucro efectivo mediante un pago de dinero ya que se presupone el "afán" por encima del "lucro efectivo".

Contador

Para leer más