El IPC repunta un 0,4% en Cantabria en julio y pero baja un 0,5% respecto a junio

Publicado 13/08/2019 9:25:26CET

SANTANDER, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Cantabria subió un 0,4% en julio en comparación con el mismo mes del año anterior, una décima más que la media nacional (+0,5%), pero cayó medio punto con respecto al pasado mes de junio, una décima menos que en el conjunto del país (-0,6%), según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el séptimo mes del año, el transporte protagoniza la principal subida interanual en Cantabria, mientras el retroceso del menaje fue el más acusado en términos mensuales.

En relación con julio de 2018, en Cantabria subieron los precios de todos los sectores salvo tres: el ocio y la cultura, donde cayeron un -2,1%; la vivienda (-1,9%), comportamiento causado, en su mayoría, por la estabilidad de los precios del gas registrada este mes frente a la subida del año anterior; y el menaje (-1%).

Así, los del transporte fueron los que más se incrementaron, un 2,2%, debido a que los precios de los carburantes y lubricantes suben este mes mientras que descendieron el pasado año; seguidos de la medicina y de los hoteles, cafés y restaurantes, ambos con un 2%.

Por debajo de un punto subieron el resto: vestido y calzado (0,8%), bebidas alcohólicas y tabaco (0,7%), comunicaciones (0,6%), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,4%) a consecuencia de la evolución de los precios de las frutas, que bajan este mes menos de lo que lo hicieron en julio de 2018; enseñanza (0,3%) y el sector otros (0,2%).

Por su parte, los precios en julio retrocedieron un -0,5% respecto a junio, también con solo tres sectores en negativo, liderados por el menaje (-2,2%), por la disminución de los precios de los artículos textiles para el hogar y los muebles y accesorios; el sector otros (-1,5%); y los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,2%), en su mayoría, por la bajada de los precios de las frutas aunque subieron los de la carne.

Más de un punto repuntaron el ocio y la cultura (1,9%) lo que se explica casi en su totalidad por el aumento de los precios de los paquetes turísticos; y los hoteles, cafés y restaurantes (1,7%), destacando en esta evolución el incremento de los precios de los servicios de alojamiento.

Los precios de la vivienda crecieron un 0,5% a consecuencia de la subida de los de la electricidad; y los de las bebidas alcohólicas y tabaco lo hicieron un 0,4%.

Más leves fueron los incrementos del transporte (0,2%) debido a la subida de los precios de los carburantes y, en menor medida, de los automóviles; y de la medicina y las comunicaciones, ambos con un 0,1%. Los precios de la enseñanza permanecieron estancados en comparación con el mes anterior.

De este modo, en lo que va de año, los precios han retrocedido un -0,3% en Cantabria, arrastrados por la caída del -13,6% en el vestido y calzado y del -3,3% en la vivienda, mientras que las principales subidas corresponden al transporte (5,5%) y los hoteles, cafés y restaurantes (3,8%).

DATOS NACIONALES

En España, el IPC retrocedió un 0,6% en julio en relación al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 0,5%, manteniéndose no obstante en sus niveles más bajos en casi tres años.

Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de julio a la evolución de los precios de las frutas, que bajaron menos de lo que lo hicieron en julio de 2018, y al encarecimiento de los carburantes.

La tasa interanual de julio es la trigésimo quinta tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 0,5% superiores a los de hace un año.

Con el dato de julio, el IPC interanual retoma la senda alcista tras haber encadenado dos meses consecutivos de descensos después de que en mayo bajara siete décimas de golpe y en junio cuatro décimas.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en julio en el 0,9%, con lo que se sitúa cuatro décimas por encima del IPC general.

En el séptimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,6%, la misma tasa que en junio.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron en julio al ascenso de la tasa interanual del IPC se encuentran la alimentación, que elevó cuatro décimas su tasa anual, hasta el 0,9%, por la evolución del precio de las frutas, y el transporte, cuya tasa anual escaló cinco décimas, hasta el 0,5%, por el encarecimiento de los carburantes.

Por contra, el grupo de vivienda recortó dos décimas su tasa interanual en julio, hasta el -1,7%, por la estabilidad de los precios del gas frente al repunte que registraron un año antes, mientras que la tasa anual de hoteles, cafés y restaurantes bajó dos décimas, hasta el 2%, debido a que los precios de los servicios de alojamiento subieron menos que en 2018.

Contador

Para leer más