El IPC sube un 0,1% en Cantabria en septiembre pero baja cuatro décimas respecto a agosto

Publicado 11/10/2019 9:21:35CET
Variación mensual del IPC en Cantabria
Variación mensual del IPC en Cantabria - EPDATA

SANTANDER, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Cantabria subió un 0,1% en septiembre en comparación con el mismo mes del año anterior, lo mismo que la media nacional, pero bajó cuatro décimas con respecto al pasado mes de agosto, mientras permaneció estancado en el conjunto del país, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el noveno mes del año, los hoteles, cafés y restaurantes protagonizan la principal subida en Cantabria en el interanual mientras que el retroceso mensual vino de la mano de este mismo sector y del ocio y la cultura.

Así, en relación con septiembre de 2018, subieron los precios de los hoteles, cafés y restaurantes (2,4%), medicina (1,7%), transporte (1,3%) y vestido y calzado (1%).

Por debajo de un punto también se incrementaron los de las comunicaciones (0,7%), el sector otros (0,6%), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,5%) y bebidas alcohólicas y tabaco (0,1%9.

Los precios de la enseñanza permanecieron invariables en el interanual mientras se recortaron los de la vivienda (-4,8%), consecuencia de la bajada de los precios de la electricidad, frente a la subida que experimentaron en septiembre de 2018; ocio y cultura (-1,5) y menaje (-0,1%).

Por su parte, los precios en septiembre retrocedieron cuatro décimas respecto a agosto, con la mitad de los sectores en negativo y solo dos con aumentos.

En el mensual, bajaron los precios del ocio y cultura (-3,8%), que se explica casi en su totalidad por el descenso de los precios de los paquetes turísticos; hoteles, cafés y restaurantes (-2,2%); vivienda (-0,5%), consecuencia de la bajada de los precios de la electricidad; alimentos y bebidas no alcohólicas --por la disminución de los precios del pan y cereales, aunque se incrementaron los precios de la carne-- y bebidas alcohólicas y tabaco, ambos un -0,2%; y el sector otros (-0,1%).

En el extremo opuesto subieron los del vestido y calzado (3%), que refleja el comportamiento de los precios tras la finalización del periodo de rebajas y el inicio de la temporada de invierno; del menaje (1%), y permanecieron invariables en relación a agosto los precios de la medicina, transporte, comunicaciones y enseñanza.

De este modo, en lo que va de año, los precios han caído medio punto en Cantabria, con retrocesos del -13% en los del vestido y calzado y el -4,6% en vivienda, e incrementos del 5,3% en transporte y del 3% en hoteles, cafés y restaurantes.

DATOS NACIONALES

En España, el IPC no experimentó variación en septiembre en relación al mes anterior y recortó dos décimas su tasa interanual, hasta el 0,1%, su menor nivel desde agosto de 2016.

Estadística ha atribuido el descenso de la tasa interanual del IPC de septiembre al abaratamiento de la electricidad, del gas, de los carburantes, de los automóviles, y de algunos alimentos, como las legumbres y hortalizas y el pan y los cereales.

La tasa interanual de septiembre es la trigésimo séptima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 0,1% superiores a los de hace un año.

Con el dato de septiembre, el IPC interanual prosigue la senda bajista después de que en agosto bajara otras dos décimas y se situara en el 0,3%.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en septiembre, hasta el 1%, con lo que se sitúa casi un punto por encima del IPC general.

En el noveno mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,2%, dos décimas menos que en agosto.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron en septiembre al descenso de la tasa interanual del IPC se encuentran la vivienda, que recortó 1,5 puntos su tasa anual, hasta el -4,8%, por el abaratamiento de la electricidad y del gas; el transporte, cuya tasa anual bajó dos décimas, hasta el 0,0%, por el menor coste de los carburantes y de los automóviles; y los alimentos, que redujeron su tasa anual una décima, hasta el 0,9%, por el abaratamiento de legumbres, hortalizas, pan y cereales y la estabilidad de los precios del pescado y marisco. Por contra, las frutas se encarecieron en septiembre.

Contador

Para leer más