Actualizado 23/08/2018 11:13 CET

Medio Rural realizará el testaje de sementales tudancos para mejorar la raza

El consejero de Medio Rural, Jesús Oria, firma acuerdos sobre raza tudanca
GOBIERNO DE CANTABRIA

Oria firma un convenio con doce ganaderos para realizar las pruebas de selección a los nuevos machos

SANTANDER, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha firmado sendos convenios de colaboración con doce ganaderos de la región, propietarios de raza tudanca, por el que se establecen los trámites y el modo de realización de las pruebas de testaje para la selección de nuevos sementales de esta raza.

Mediante estos acuerdos que se firman cada año con diferentes ganaderías, la Consejería continúa con los programas de promoción y recuperación de la raza.

Por estos convenios, cada ganadero se compromete a entregar un número de terneros no superior a cuatro, seleccionados por técnicos de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, y por la Asociación de Criadores de la Raza Tudanca, ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

Los terneros permanecerán en la finca 'La Torquilla', de la Junta Vecinal de Hermosa, en Medio Cudeyo, donde se realizarán las pruebas de testaje y de crecimiento y calificación morfológica, pieza fundamental para la mejora de la raza.

La Consejería ha señalado que las pruebas de testaje son un "trámite necesario" para evaluar a los futuros sementales de esta raza autóctona de ganado vacuno.

Y ha añadido que para la correcta marcha de la selección de los ejemplares, es necesario que los técnicos de la Consejería puedan contar con un número importante de animales procedentes de distintos rebaños.

El mejor macho de cada lote será adquirido por el Gobierno de Cantabria, al precio máximo de 2210 euros, como semental en rebaños de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, o bien como macho reproductor en el Centro de Selección y Reproducción de Torrelavega.
El resto de terneros que pasen las pruebas positivamente podrán volver a su rebaño de origen como sementales, mientras que los evaluados como negativos tendrán que ser destinados a sacrificio.

Durante la realización de las pruebas, la alimentación, manejo del ganado y los programas sanitarios correrán a cargo de la Consejería.

Para leer más