Montserrat Caballé se define "española de pura cepa" y lamenta que el horizonte de algunos políticos sea "tan limitado"

Actualizado 06/07/2008 16:05:58 CET

Cuando la SGAE la llamó para grabar con 'El Cigala' no lo había escuchado "nunca" y ha descubierto en él un flamenco "diferente"

SANTANDER, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La soprano Montserrat Caballé se define a sí misma como "española de pura cepa", dice que el español es "la lengua de España" --aunque hay otras y es "ideal" ser bilingüe--, y lamenta que el "horizonte" de algunos políticos sea "tan limitado".

Acaba de ser investida esta semana como doctora Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), un "honor" que, según afirma, "cuando eres español te llega al alma", y ha aprovechado esa ocasión para llamar al entendimiento y a la búsqueda de un futuro compartido, porque de otra forma no hay futuro para nadie.

Algunas de esas convicciones le sirvieron para tejer su discurso en el acto académico de la UIMP y las recordó hoy en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, en la que también reflexionó sobre el papel de los políticos y habló de sus próximos proyectos.

"Yo siempre lo he dicho. Pese a quien pese, yo soy española de pura cepa", recalcó la soprano en la entrevista. Y es por eso que se siente especialmente emocionada por la distinción de la UIMP, porque representa a Cantabria --una región que le trae muchos recuerdos--, pero "sobre todo, representa a España".

Esos sentimientos por España se los inculcaron desde pequeña sus padres, una valenciana y un catalán. "Siempre nos decían a mi hermano y a mí: no os olvidéis nunca que España es una nación a la que todos pertenecemos y hay muchas lenguas, pero la lengua de España es la española y, si además tenéis alguna otra, es ideal ser bilingüe. Y tenían razón", explicó Caballé.

Junto al español la soprano se expresa también en el lenguaje de la música, un lenguaje que une. Y precisamente unidad y entendimiento es lo que propone para el mundo y, por ello, le da "pena" escuchar a algunos políticos y ver que su "horizonte" es "tan limitado".

No obstante, señaló que a medida que adelanta la tecnología, "no una gran mayoría, desgraciadamente; pero una mayoría ya importante, va abriendo ventanas, va abriendo puertas a otras formas de convivir, de dialogar, de entenderse, sobre todo a otras formas de respetar".

RESPETO Y ENTENDIMIENTO.

Se trata, a su juicio, de respetar "no ya la política, sino el pensamiento humano", que es "libre". "La persona que explica su libertad no es tu enemigo, sólo te explica lo que siente y tú le tienes que escuchar y tienes que explicarle tu libertad. Y esas dos libertades tienen que poder entenderse y poder convivir", subrayó.

Puso ejemplos de países que ha visitado "en momentos muy críticos, de ataques, de guerra" y señaló lo "tremendo" que es hablar con una persona "cuando ves que la de enfrente, si no le dice amén, dispara el fusil". Según dijo, esto es algo que tiene que desaparecer, y no sólo en Oriente Medio, "como dicen muchos", porque también se encuentra "dentro de una nación misma".

"Si los de casa no se entienden, ¿cómo nos van a entender los de fuera? ¿Cómo podremos dialogar con los de fuera si no les entendemos y escuchamos?", argumentó.

Lo que defiende la soprano es un futuro compartido, porque sino no habrá futuro para nadie. "No lo he inventado yo. Lo han dicho muchos otros", añadió.

Aludió a situaciones como las de Israel, Palestina, Siria o Egipto, abogó por la "armonía" entre pueblos que "son todavía regidos de una forma muy autoritaria amparándose en las religiones" y utilizando la religión "para poner un pueblo contra otro" y lamentó que en la actualidad se ha "roto" el papel vertebrador del Mediterráneo, que "siempre fue zona de unión, de comercio y de entendimiento".

COLABORACIÓN CON 'EL CIGALA'

Por lo que respecta a su faceta profesional, la soprano, que lleva 52 años sobre los escenarios y dudó si aceptar la distinción de la UIMP porque le parecía "sumamente exagerado", un reconocimiento propio de "gente ilustre, sabia, científicos, grandes médicos o grandes investigadores", habló del trabajo que prepara junto a Diego 'El Cigala'.

Según dijo, fue la SGAE y la Fundación Autor quien la llamó para hacerle la propuesta. Hasta entonces ella no había oído "nunca" a 'El Cigala' y le mostraron un DVD que le pareció "muy distinto", "diferente" a lo que había visto en otros cantautores, porque es "musical". "Y yo pensé que podríamos hacerlo si nos poníamos bien de acuerdo en crear un panorama musical no sólo flamenco", indicó.

En septiembre decidirán los temas del disco, aunque ya han hablado de incluir música de Falla, de Torina, sevillanas y malagueñas. Caballé explicó que la música española y folclórica le ha gustado siempre mucho y, de hecho, en sus conciertos siempre dedica una segunda parte a música española.

Según dijo, en la SGAE les pidieron que no contaran nada, hasta que un día vio en un periódico que 'El Cigala' lo había contado todo ya. "Si sale bien estoy segura de que será bonito, porque la inspiración del cantante tiene que nacer del espíritu, del alma", concluyó.

LOS FUTUROS CANTANTES.

Por último, preguntada por la cantera de cantantes de ópera y si hay en España jóvenes para dar el relevo a voces como la de ella, José Carreras o Plácido Domingo, indicó que "hay cantidad de jóvenes cantantes muy buenos que todavía tienen que desarrollar sus aptitudes en distintos lugares".

"No todo el mundo tiene la suerte que tuve yo, de ir a sustituir a una gran cantante y... como si hubiera nacido aquel día", agregó la soprano, que cree que es cuestión de estar "en el lugar adecuado en el momento adecuado". A su juicio, "es una casualidad del destino, hay ciudades que te lanzan y otras que no hacen nada y en un cantante es muy importante cantar en los centros que cantas hoy y mañana eres famoso".