El Parlamento abre una investigación a petición de Cs por la filtración de documentos

Publicado 03/10/2019 11:56:09CET
Félix Álvarez con el documento filtrado
Félix Álvarez con el documento filtrado - CS

Félix Álvarez llama a seguir unas "mínimas reglas de convivencia" que permitan la actividad política "dentro de la discrepancia del debate"

SANTANDER, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Cantabria ha abierto una investigación, a petición de Ciudadanos Cantabria, sobre la filtración de documentos de este grupo "que buscan manchar la honorabilidad del grupo parlamentario".

Es lo que ha sostenido el portavoz parlamentario de la formación naranja, Félix Álvarez, quien ha hecho un llamamiento a seguir "unas mínimas reglas de convivencia" que, "dentro de la discrepancia del debate y de las distintas formas de entender la política, todos debemos acatar".

El Grupo Parlamentario Cs ha solicitado al presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez, una declaración en la que se confirme que las peticiones del grupo parlamentario "se ajustan a las necesidades básicas para poder desarrollar el trabajo de los diputados". En esta misma línea, Álvarez ha pedido que se ponga en marcha una investigación, que ya ha comenzado, para saber desde qué ordenador de la Cámara se ha impreso el documento que se ha filtrado a través de redes sociales con el fin de "poner en tela de juicio la honradez de mi grupo parlamentario, y por ahí no voy a pasar".

El portavoz de Cs ha recordado que todos los grupos parlamentarios han solicitado equipamiento informático, material de oficina, mobiliario y enseres necesarios, entre los que figuran teléfonos móviles que se devuelven o compran al término de la legislatura, para realizar su trabajo "en unas mínimas condiciones".

Sin embargo, en el caso de Cs, el documento, que fue registrado siguiendo el protocolo habitual y en el que el grupo solicitaba una silla ergonómica para Álvarez y un móvil iPhone 8 para la diputada Marta García, ha sido filtrado desde el propio Parlamento y ha circulado a través de WhatsApp.

Una maniobra que Álvarez ha calificado de "mafiosa" y que, en su opinión, no tiene otro objetivo que dañar la imagen de la formación a un mes de las elecciones generales.

Álvarez, que ha subrayado que el Parlamento cántabro es "el más austero del país", se ha mostrado "firmemente comprometido" con la transparencia y el control de gastos".

"Hay ciertos comportamientos que, si obviamos, convierten esto en la jungla", ha enfatizado el portavoz de la formación liberal, que también se ha referido al responsable de la filtración al afirmar que "si estas personas son capaces de utilizar estos métodos para captar un puñado de votos, ¿qué no harán cuando lleguen a puestos de poder?".

En este sentido, ha reconocido, a preguntas de la prensa, que está "absolutamente seguro" de saber quién ha sido el responsable de la filtración "con el objetivo de dañar mi imagen". Lo único que ha revelado es que se trata "de un subversivo de algún grupo parlamentario", y ha subrayado el "enfado" tanto del presidente de la Cámara como de los funcionarios que allí trabajan ante este hecho.

El líder de Cs también ha denunciado la campaña "indecente" que sufrió él en las anteriores elecciones de 2015, cuando circularon a través de las redes sociales y WhatsApp "vídeos manipulados" y de su pasado con el fin de "dañar" su imagen. "Lo he soportado estoicamente y no he dicho nada, aguantando sin rechistar. Pero cuando cuestionan al grupo parlamentario, eso no lo voy a consentir", ha subrayado.

Contador