Publicado 22/06/2022 12:47

La película 'Hazlo por mí', del cántabro Álvaro de la Hoz, se estrena el 30 de junio en el Palacio de Festivales

Fotograma de la película ' Hazlo por mí'
Fotograma de la película ' Hazlo por mí' - HAZLO POR MÍ

SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La película 'Hazlo por mí', dirigida por el cántabro Álvaro de la Hoz, y rodada íntegramente en la región, se estrenará el próximo jueves, 30 de junio, en la Sala Pereda del Palacio de Festivales de Cantabria, nueve años después de que se pusiese en marcha su producción.

El vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, la directora general de Acción Cultural; Gema Agudo; el director de la cinta, Álvaro de la Hoz; y la directora de arte y vestuario, Marta Solano, han presentado este miércoles el primer largometraje de la productora cántabra Burbuja Films, de la que De la Hoz y Solano son fudnadores.

El 30 de junio, a las 20.30 horas, y con entrada libre hasta completar aforo, el público podrá disfrutar de esta película independiente que se ha grabado en lugares de Cantabria como el San Roque de Riomiera, Selaya, Villacarriedo, Vega de Pas, Torrelavega, Santoña o Santander.

La película, de género dramático y de 92 minutos de duración, cuenta en su reparto con el actor cántabro Luis Oyarbide (fallecido en 2016) y la debutante Zoe Pérez, y narra la historia de Raquel, una adolescente de 16 años que entabla amistad paternal con un misterioso vecino que dará un giro inesperado a su vida en un momento confuso e imprevisible.

Es una obra "sencilla", con guion de Pedro Pablo Picazo, que "aunque no pretende revolucionar el cine, sí que busca emocionar al espectador", ha expresado el realizador cántabro, quien también ha participado en el montaje de la película y ha sido el compositor de la música.

Para el director, poder presentar la película supone una sensación "muy emocionante", ya que, según ha dicho, desde que creó junto a Solano la productora Burbuja Films, siempre se pusieron el reto de hacer un largometraje, imaginando durante los rodajes el poder presentarla algún día al público en el Palacio de Festivales.

Ese momento ha tardado en llegar 9 años, ya que comenzó en 2013, pero al tratarse de una película de bajo presupuesto, el rodaje se llevó a cabo en diferentes fases y se extendió durante casi dos años. A partir de ahí, la posproducción (montaje, corrección de color y sonido, etc.) también se alargó por la pequeña cantidad de personas que trabajaban en el proyecto.

De la Hoz ha admitido que el hecho de trabajar en esos paisajes "espectaculares" como los de Cantabria, también condicionaba la calidad de algunos aspectos técnicos, "especialmente el sonido", ha explicado, que en ocasiones no era captado correctamente debido al viento y el clima de la zona.

En este sentido, ha explicado que para arreglar algunas tomas se decidió doblar varias escenas, pero con el fallecimiento de Oyarbide no fue posible, por lo que a través de una empresa de Bilbao, se consiguió mejorar el audio llevando a cabo una "limpieza digital" del sonido.

Esto llevó "bastante tiempo" y "muchas sesiones en Bilbao escuchando y escuchando", según ha indicado el director, que también ha achacado la duración del proceso a su "perfeccionismo" y al de la productora.

El realizador cántabro, que solo tiene buenas palabras para Luis Oyarbide, ha detallado que la película se hizo "pensando en él desde el momento en que se escribió el guion", y ha reconocido que de manera coloquial solían referirse a la cinta como "La OyarMovie", porque "era su largometraje".

De la Hoz ha agradecido el esfuerzo colectivo "muy bonito" de todos los implicados en la película, como actores, equipo que conocieron en documentales anteriores y que se fueron sumando al proyecto "de manera desinteresada", participantes que aportaron dinero mediante 'Corwdfunding', e incluso a algunas empresas cántabras como Sobaos Joselín, que les regaló sus productos para "dar energía" al equipo en los rodajes, o la peluquería Macavi de Santander, que se encargó del diseño del peinado de los protagonistas.

Marta Solano ha destacado que en el momento en el que se comenzó a rodar no había ayudas como las de ahora, algo que también dificultó la producción, por ello, ha agradecido que hoy en día el Gobierno de Cantabria apoye la cultura y ofrezca ayudas para estos proyectos.

Así, Zuloaga ha recordado que su Consejería continúa apoyando la cultura audiovisual, lo que permite generar "noticias extraordinarias como la de hoy" y poder mostrar al mundo esta película que "sale a la luz después de 9 años". Y ha subrayado que las subvenciones a la cultura también buscan promover el empleo y la industria.

Contador
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista