Actualizado 05/07/2018 13:13 CET

La Policía Nacional reforzará la seguridad en verano con más efectivos y unidades especiales

Presentación Operación Verano 2018 Policía Nacional
EUROPA PRESS

Los hurtos y robos y el tráfico de estupefacientes son los dos delitos que más preocupan a la Policía

SANTANDER, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional reforzará la seguridad en Santander y Torrelavega durante los meses de julio y agosto, para lo que aumentará el número de agentes en las calles e integrará a unidades especiales como la de Caballería, la de Seguridad Privada o la Brigada Móvil en momentos puntuales como las fiestas patronales.

Este dispositivo corresponde a la 'Operación Verano 2018' de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria, cuyo objetivo es garantizar la seguridad de los ciudadanos durante la época estival y ofrecer una imagen de seguridad a los turistas, siendo los hurtos y robos y el tráfico de estupefacientes los delitos que más preocupan.

En este operativo, que se ha presentado este jueves en los Jardines de Pereda, participarán todos los funcionarios en plantilla de Santander y Torrelavega, reforzados por 20 policías en prácticas de la Escala Básica y tres de la Escala Ejecutiva.

Además, la Unidad de Caballería estará presente durante las fiestas patronales, así como la Brigada Móvil en momentos puntuales para controlar las estaciones de tren y autobús. Además, expertos de la Unidad Central de Seguridad Privada realizarán labores de inspección, supervisión y asesoramiento de las empresas de seguridad privada.

Igualmente, se suman al dispositivo miembros de las Unidades Especiales, como guías caninos y técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos (TEDAX-NRBQ), así como expertos de la Brigada de Respuesta contra la Inmigración Clandestina (BRIC), que desde mayo colaboran con la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras en el control e inspección fronteriza en el puerto de Santander y otros puertos deportivos de diversas localidades de Cantabria.

PRESENTACIÓN

En la presentación de la 'Operación Verano' han asistido las unidades de la Policía Nacional que reforzarán la seguridad, así como el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga; el jefe superior de la Policía, Héctor Moreno; y el concejal de Personal y Protección Ciudadana de Santander, Pedro Nalda, quienes han ensalzado la colaboración entre las policías Nacional y Local.

Según ha explicado Moreno, la patrulla equina es una fuerza policial "muy práctica" para acontecimientos como las fiestas patronales y será "la parte más vistosa" de este operativo, que se complementa con las unidades especializadas que desarrollan actividades de prevención e investigación, en cuyo caso "lo mejor es que su labor pase lo más desapercibida posible".

El responsable policial ha explicado, igualmente, que los delitos contra la propiedad son la "estrella del verano", ya que las grandes acumulaciones de personas favorecen hurtos y, además, al haber más personas fuera de sus casas se producen más robos en viviendas. Junto a ellos, ha señalado también las actuaciones de tráfico de estupefacientes en zonas de ocio.

Estos delitos son "la mayor preocupación", pero sin olvidar la alerta antiterrorista, que es una "preocupación permanente", ha dicho Moreno, aunque ha asegurado no hay elementos fuera de la situación general que sean relevantes para Cantabria . Sin embargo, "no nos relajamos y estamos siempre atentos", ha dicho.

Por su parte, el delegado del Gobierno ha destacado la incorporación de agentes en prácticas que trabajarán con la "doble misión" de continuar con su proceso formativo y asegurar la seguridad.

En cuanto posibles cambios de responsables de la Guardia Civil o Policía Nacional tras el cambio de Gobierno, Zuloaga ha dicho que el trabajo se está desarrollando "con absoluta normalidad" y que, de haber alguna modificación, se dará a conocer "a su debido tiempo".

Además, tanto Zuloaga como Nalda han ensalzado la labor de coordinación entre la Policía Local de Santander y la Policía Nacional, lo que, en opinión del edil, garantiza que sea "una de las ciudades más seguras de España".