Publicado 20/09/2022 14:52

El PP lamenta que el Gobierno de Cantabria "siga haciendo caja aprovechándose de la inflación"

La secretaria autonómica del partido y portavoz de Economía del Grupo Popular, María José González Revuelta
La secretaria autonómica del partido y portavoz de Economía del Grupo Popular, María José González Revuelta - PP

SANTANDER, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular ha lamentado que el Gobierno de Cantabria "siga haciendo caja aprovechándose de la inflación" y, por ello, llevará al próximo Pleno del Parlamento su propuesta de bajada de impuestos y para que el Ejecutivo deflacte el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a todas las rentas inferiores a 60.000 euros, con el fin de contrarrestar el efecto de la subida de los precios y adaptarlo a la capacidad económica real de los contribuyentes.

A pesar de que el presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, ha descartado la bajada de impuestos, el PP seguirá defendiendo esta medida que supondría incrementar de manera inmediata la renta disponible y el poder de compra de los cántabros, y frenar la caída del consumo y, por tanto, luchar contra la recesión, ha asegurado la secretaria autonómica del partido y portavoz de Economía del Grupo Popular, María José González Revuelta.

La dirigente del PP confía en que la coalición de regionalistas y socialistas "recapacite, afronte la emergencia" y apoye su proposición no de ley porque "es la mejor manera de ayudar a las familias que no llegan a fin de mes ahogadas por la elevada inflación, la subida de precios de los suministros básicos y de las hipotecas y por el inicio del curso escolar", así como de "proteger y devolver la competitividad a un tejido productivo acorralado por la crisis energética, los costes de producción y una fiscalidad insoportable".

González Revuelta ha recordado que esta propuesta se ha puesto en marcha en otras comunidades, no solo en las gobernadas por el PP, sino también el País Vasco con el apoyo del PSOE.

Y ha subrayado que el Gobierno de Cantabria "puede y debe" adoptar esta medida, que supone una inyección de 70 millones de euros, porque la recaudación por IVA e IRPF se ha incrementado en 167 millones. "Es decir, mientras los cántabros se empobrecen, el Gobierno de Cantabria se enriquece; mientras disminuye el poder adquisitivo de las familias y la competitividad de las empresas, el Gobierno de Cantabria cada vez recauda más", ha asegurado.

"En lugar de devolver a los cántabros parte de lo que han pagado de más en impuestos, la manera más directa de ayudar a las familias cántabras en una situación cada día más complicada, el Gobierno de Miguel Ángel Revilla opta por seguir haciendo caja aprovechándose de la inflación", ha abundado la secretaria regional del PP, lamentando que el Gobierno PRC-PSOE "se mantenga ajeno a la realidad de la calle predicando un falso optimismo" y recordándoles que es una urgencia en este momento reducir los daños y frenar la ralentización económica.

Por todo ello, los populares consideran necesario que el Gobierno de Cantabria proceda a deflactar el IRPF a todas aquellas rentas inferiores a 60.000 euros, "que son las que más han sufrido en los últimos años la subida de los impuestos de los gobiernos socialista y regionalista y también quienes actualmente más están padeciendo las consecuencias de la inflación", ha concluido.

Contador