El presupuesto de 2019 continúa su tramitación tras decaer las enmiendas de PP y Podemos

El Pleno del Parlamento aprueba por unanimidad la Ley que recupera el CES
EUROPA PRESS
Actualizado 26/11/2018 13:27:19 CET

La situación interna de Podemos y la baja de unos de sus diputados ha centrado buena parte del debate

SANTANDER, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto de Cantabria para 2019, el último del Gobierno PRC-PSOE, que asciende a 2.850 millones, un 4,47% más que el de 2018, continuará su tramitación parlamentaria al superar este lunes el debate de las enmiendas a la totalidad del PP y Podemos, con la abstención del diputado de Ciudadanos Rubén Gómez, y de su excompañero Juan Ramón Carrancio. Podemos ha votado en contra de la enmienda del PP, y los populares en contra de la de los morados.

La situación interna de Podemos y la baja de uno de sus tres diputados, José Ramón Blanco, acusado de acoso laboral, ha centrado parte del debate. Y es que su ausencia en la Cámara condiciona el resultado de las votaciones, hasta el punto de hacer decaer de forma automática las enmiendas a la totalidad únicamente con los 17 votos de PSOE y PRC, que están a falta precisamente de un escaño para la mayoría absoluta.

Todos los portavoces han aludido a esta situación. El portavoz de Cs, Rubén Gómez, ha recordado que un Parlamento con un diputado menos convierte el debate de totalidad en un "mero trámite". En los mismos términos, la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha dicho que el "discrepante" de Podemos "anula la mayoría que el pueblo de Cantabria dio a la oposición" en la Cámara, al garantizar que el presupuesto continúe su tramitación "con acuerdo (con Cs) o sin él".

Víctor Casal (PSOE) ha dicho que su partido ha hecho "todo lo posible por encontrar espacios comunes" con Podemos y se ha preguntado si el partido morado "ha estado a la altura", si su actitud ha sido "seria" y sobre todo si va a seguir así en el trámite de enmiendas parciales.

Por su parte, Hernando ha dicho que no reconoce al Podemos de la primera época --que con su abstención favoreció la investidura de Revilla como presidente-- con el de hoy. Comentarios que para la portavoz morada, Verónica Ordóñez, evidencian "bajeza y poca elegancia".

Superar el debate de totalidad supone que las grandes cifras del presupuesto de ingresos y gastos pasan a ser inamovibles, y que sólo se podrá trasvasar dinero dentro de una misma sección o consejería a través de enmiendas parciales.