Protagonistas de la transición en Cantabria destacan que "el ritmo de los cambios" fue "más lento" en la región

Actualizado 25/06/2009 21:01:59 CET

SANTANDER, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Algunos de los protagonistas de los años de la transición en Cantabria destacaron hoy que "el ritmo de los cambios" fue "más lento" en la región, entonces denominada provincia de Santander.

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) acogió hoy una mesa redonda en la que participaron Justo de las Cuevas, diputado de UCD en las Legislaturas de 1977 y 1979; Jaime Blanco, secretario general de los socialistas en la etapa de la transición, diputado y senador; José Ramón Saiz Viadero, concejal del Partido Comunista por Santander en la primera legislatura democrática municipal (1979-83) y Manuel Ángel Castañeda, director de El Diario Montañés y en aquella etapa comentarista político.

Moderó el debate el escritor y periodista José Ramón Saiz, y entre los asistentes se encontraba el ex ministro de UCD y del PP, Rafael Arias-Salgado y el presidente de la Asociación para la Defensa de la Transición, Andrés Casinello.

Durante dos horas, en sesión de mañana, debatieron la Transición en Cantabria dentro del curso 'La Transición a la Democracia' que se viene celebrando en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) y que se clausura mañana con una ponencia de Enrique Múgica, Defensor del Pueblo, sobre "La Alternancia Política".

En general, los ponentes valoraron positivamente el proceso de la Transición y todo lo que representó en la búsqueda del "espíritu de reconciliación" que precisaba España, si bien coincidieron en señalar que "el ritmo de los cambios fue más lento en la entonces provincia de Santander, donde al encontrarnos en un periodo pre-constitucional las autorizaciones o prohibiciones dependían no de la ley sino del talante del gobernador civil de turno".

"FOGONAZOS" DEMOCRÁTICOS

Si bien los ponentes mostraron su acuerdo en el papel de Adolfo Suárez de pilotar la transición y en once meses pasar de la ley vieja a las primeras elecciones democráticas, sin embargo, no estuvieron de acuerdo en los inicios de la transición.

Así, Justo de las Cuevas situó su inicio en la "guerra de la leche" de los comienzos de los setenta, citando a los líderes ganaderos Jesús Zarrabeitia y Miguel Guerra, mientras que Jaime Blanco centró el acontecimiento en el momento que se produjo el magnicidio de la calle Claudio Coello con el asesinato del Presidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco.

Por su parte, Manuel Ángel Castañeda señaló la imposibilidad de fijar un hecho o acontecimiento concreto del inicio de la Transiciòn, si bien apunto a ciertos "fogonazos" como representó en 1968 el nombramiento de José Antonio Gurriarán al frente de El Diario Montañés después de cuarenta años de dirección de González Hoyos, hecho que representó un nuevo modelo de hacer periodismo desconocido en provincias y que provocaría su cese un año después.

José Ramón Saiz, moderador, abundó en este hecho pero con otros "fogonazos" de ese mismo tiempo "como el nombramiento como Obispo de Cirarda, detenciones de obreros que generaron el malestar público del Obispado o la irrupción de la HOAC como sindicato cristiano que tuvo mucho activismo, especialmente en dos huelgas en Nueva Montaña Quijano en Los Corrales de Buelna".

Ramón Saiz Viadero señaló, en su turno, que lo más difícil de precisar es el final de la transición ya que existiendo la Constitución desde el poder político no se defendían derechos o se dejaba que algunos grupos actuaran contra demócratas con actuaciones "autónomas" por parte de miembros de la policía, aludiendo en este sentido el hecho que provocó un debate en un pleno del Congreso cuando "unos meses antes de la aprobación de la Constitución cuando algunos policías golpearon y detuvieron a Jaime Blanco, ya entonces diputado, no respetando, incluso, su inviolabilidad".

Entre los hechos relevantes que se comentaron destacó la marcha de los trabajadores de Authi un mes después de muerto Franco, cuando más de mil trabajadores se trasladaron a pie a Santander reivindicando seguridad en sus puestos de trabajo, coincidiendo en este caso que "bien pudo ser posible por la debilidad del Gobierno o también pudo representar un gesto de tolerancia del Gobierno Arias con Fraga al frente del Ministerio de la Gobernación".

En todo caso, De las Cuevas y Jaime Blanco, diputados por UCD y PSOE, respectivamente, valoraron muy positivamente la Transiciòn, que el director de El Diario calificó de "acontecimiento casi milagroso por lo que se avanzó para conquistar la democracia".

También se abordó el proceso de petición de un Estatuto de Autonomía, tema en el que abundó Justo de las Cuevas que fue el presidente de la Comisión mixta Diputados nacionales-diputados provinciales que elaboró un proyecto de Estatuto a lo largo de 1980.