Cantabria, en desacuerdo con el reparto del objetivo de déficit

Actualizado 30/07/2015 10:25:07 CET
Sota con el ministro en el CPFF
GOBIERNO DE CANTABRIA

Afirma que las comunidades autónomas son los "principales sostenes del Estado del Bienestar"

SANTANDER, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha mostrado su desacuerdo con el reparto entre el Estado y las comunidades autónomas del cumplimiento del objetivo de déficit para los próximos años impuestas por el Ministerio de Hacienda ya que considera "injusto" que las regiones asuman la mayor parte del ajuste. El consejero ha expresado su disconformidad con los objetivos de déficit fijados por Montoro al considerarlos "injustos e irrealistas".

Sota ha realizado estas declaraciones tras la celebración en Madrid, en la tarde del miércoles, del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se ha debatido con las comunidades autónomas los objetivos de déficit para el período 2016-2018, que han quedado fijados en el 0,3% del PIB para 2016, con el rechazo de diez de ellas.

Sota ha solicitado "un mayor alivio" para las comunidades autónomas y ha incidido en la idea de que "son ellas las que prestan la mayor parte de los servicios". En este sentido ha apostado por "dar prioridad a los servicios básicos", y por tanto, "se debe flexibilizar el objetivo para las comunidades".

El consejero ha recalcado al respecto que "las administraciones son los principales sostenes del Estado del Bienestar porque prestan los servicios públicos de educación, sanidad y dependencia".

Cantabria ha sido una de las comunidades que han cuestionado el que se conceda al Estado un margen mayor de déficit, un 2,2% del PIB en 2016, que el que se otorga a las comunidades autónomas, un 0,3%, cuando "la mayor parte de los servicios públicos esenciales son competencia de las autonomías".

"La reducción del 57% del déficit con cargo a las comunidades autónomas y un 24% en el Estado constituye un reparto muy desigual", ha asegurado Sota, que ha censurado que el Estado disponga de un "margen muy holgado" cuando se reduce el de las CCAA "que son las que tienen que financiar la mayor parte de los servicios básicos", y más cuando "los ciudadanos manifestaron con su voto en las últimas elecciones que hay que dar prioridad a esos servicios", ha remarcado.

El titular de Economía ha asegurado estar de acuerdo con las condiciones para el cumplimiento del objetivo de déficit impuestas por la UE y ha expresado su compromiso con la estabilidad presupuestaria, pero ha insistido en que el actual sistema es "injusto" por el reparto de la carga del déficit que el Estado se atribuye para sí y el que corresponde a las comunidades autónomas que ha calificado como "muy desigual". Así, ha destacado su compromiso con el rigor presupuestario, pero ha asegurado que "no se pueden imponer desde el Gobierno metas irreales, de imposible cumplimiento".

El consejero ha recordado que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ha señalado ya, en informes recientes, que el objetivo de déficit para este año no se va a cumplir en las comunidades con una desviación estimada en torno al 1% del PIB.

Cantabria ha lamentado también que no se haya aprobado el estudio sobre el establecimiento de objetivos de estabilidad y el reparto del déficit fiscal para los distintos subsectores de las Administraciones Públicas, solicitado por varias comunidades autónomas a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Además, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera se ha informado a los consejeros sobre el límite de gasto no financiero del presupuesto del Estado para el ejercicio 2016 que el Consejo de Ministros aprobará este viernes.

ENTREGAS A CUENTA

En este ámbito el Gobierno central ha informado a las comunidades autónomas sobre el incremento de las entregas a cuenta previstas para 2016 en el sistema de financiación económica, provenientes de entregas a cuenta y de la liquidación de 2013.

La cantidad asignada a Cantabria por este concepto sube entre 14 y 20 millones de euros, con un crecimiento del 1% no del 8,7% "como se habló", lo que supone "un incremento muy pequeño con respecto a 2015", según Sota, que ha calificado esta cifra de "insuficiente y ridícula", derivada de lo establecido en el sistema de financiación y la recaudación prevista en Cantabria para 2016, lo que incide en la idea de que "la actividad económica en Cantabria no está tan boyante como se había anunciado", ha apuntado.

Para leer más