Actualizado 13/01/2022 12:15 CET

STEC exige la cobertura inmediata de todas las bajas de profesorado por Covid

Archivo - Dos profesoras miden la distancia entre bancas en un aula de Infantil
Archivo - Dos profesoras miden la distancia entre bancas en un aula de Infantil - Álex Zea - Europa Press - Archivo

En los últimos cuatro días de curso se ha sustituido a 310 docentes

SANTANDER, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha exigido hoy a la Consejería de Educación la cobertura inmediata de todas las bajas del profesorado por la pandemia de Covid-19 --en los últimos cuatro días de curso se ha sustituido a 310 docentes-- y la mejora y el incremento de las medidas de seguridad en los colegios e institutos.

En rueda de prensa, el STEC ha acusado al departamento de Marina Lombó de "confundir a la opinión pública con declaraciones ambiguas o con verdades a medias" pues, ha asegurado, "no se están cubriendo diariamente todas las sustituciones" sino solamente las de tutores de grupos en las etapas de Infantil y de Primaria.

Ahora que los problemas derivados de la variante Ómicron están "golpeando con dureza" en los centros educativos de Cantabria, STEC ha exigido a la Consejería "que no mire hacia otro". "La situación que nos hemos encontrado en esta vuelta a clase de enero es complicada, pero puede volverse caótica si los contagios siguen creciendo y por parte de la Administración no se toman medidas", ha advertido.

"Creemos que la inmensa mayoría de la comunidad educativa apuesta por mantener la enseñanza presencial pero esto requiere dotar a los centros del profesorado y de los medios que la hagan sanitariamente segura", ha señalado el sindicato.

Belén González y Joaquín Fernández, miembros del STEC, han hecho balance de los tres primeros días de actividad lectiva tras las vacaciones de Navidad, en medio del actual pico de contagios debidos a la variante Ómicron.

El sindicato dispone de los "datos exactos" de las sustituciones que se han cubierto hasta hoy, que dan una aproximación de "cómo está golpeando la pandemia en la salud del profesorado", pues aunque no tiene información sobre las causas de las bajas, presupone que la mayoría están relacionadas con el Covid.

Así, el viernes de la semana pasada y los tres primeros días de la actual se ha producido un incremento "espectacular" del número de sustituciones, 310, de las que 238 corresponden a tutores de Infantil y Primaria, es decir el 76%, con lo que STEC concluye que el resto de especialidades de estas etapas educativas, como de las de los centros de Secundaria, "no se están cubriendo", lo que considera "grave".

Durante el primer trimestre de este curso la media diaria de sustituciones de Infantil y Primaria era "relativamente baja", por ejemplo, la media de todas las sustituciones realizadas en el mes de octubre era de 9 diarias.

Sin embargo, en lo que va de enero, el ritmo medio es de 59 sustituciones diarias, lo que alerta de "una situación muy preocupante en los centros educativos", según STEC, y frente a la cual la Consejería de Educación "debe tomar medidas inmediatamente", tanto en relación con la cobertura de las bajas como con el incremento y mejora de las medidas de seguridad en colegios e institutos.

El sindicato ha recordado que el sistema ordinario de cobertura de sustituciones que se viene aplicando desde el curso pasado "se centra exclusivamente" en las bajas de tutores en Infantil y Primaria, que representan una cuarta parte del profesorado de Cantabria.

Las sustituciones del resto de docentes de las especialidades del Cuerpo de Maestros, así como de todo el profesorado de los centros de Secundaria, tienen que esperar una semana para ser cubiertas.

Frente a este modo, el STEC viene reivindicando la aplicación del sistema diario para todo el profesorado de todas las especialidades, "sin excepciones".

"Eso que siempre ha sido bueno y necesario desde el punto de vista pedagógico y organizativo, ahora, con la avalancha de bajas que se están produciendo por la variante Ómicron, es imprescindible", ha subrayado.

Para STEC, "ni se puede permitir que se pierdan horas de clase, ni mucho menos arriesgar la salud de la comunidad educativa juntando grupos por falta de profesorado o teniendo que pasar cada hora por un aula diferentes profesores para cubrir una sustitución, exponiéndose así a más contagios".

En este sentido ha advertido que si el actual ritmo de contagios se mantiene durante mucho tiempo "puede que haya centros que entren en una situación de colapso por falta de profesorado", por lo que, para evitarlo, ha exigido que se establezca "ya" un sistema diario de cobertura de todas las sustituciones.

CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA

Por otra parte, el STEC ha subrayado que la Consejería de Educación "no puede confundir a la opinión pública con declaraciones ambiguas o con verdades a medias" pues ha insistido en que no se están cubriendo diariamente todas las sustituciones, sino solo las de tutores de Infantil y de Primaria.

Por ello ha emplazado a la Administración a que "aborde de manera urgente los cambios que sean necesarios en su servicio de Recursos Humanos" para poner en marcha de manera inmediata un sistema de adjudicación diaria de sustituciones de todas las especialidades en colegios e institutos. "El objetivo es que todos los docentes de Cantabria, sin excepción, que causen baja por el motivo que sea, sean sustituidos en un plazo de veinticuatro horas", ha subrayado.

El sindicato ha explicado que la situación que se está viviendo en los centros educativos de Cantabria es "diferente" a la del curso pasado y los tres primeros meses del actual, y ha remarcado que la "altísima contagiosidad" de la variante Ómicron requiere reforzar las medidas de seguridad. Por ejemplo, pide asegurar la distancia interpersonal en las aulas o realizar telemáticamente todas las actividades que no son propiamente lectivas.

Pero, además, reclama introducir nuevas medidas, lo que supone una "mayor implicación de la Administración autonómica apostando por la salud de su profesorado". Así, cree necesario abordar la situación particular de docentes que, por diferentes razones, están más expuestos y su salud corre más peligro que el resto, de modo que se evite que estén expuestos al contagio dentro de un aula, al menos durante el periodo álgido de casos Ómicron.

También exige para este periodo invernal que se dote a los centros educativos de instrumentos tecnológicos "sencillos", como medidores de CO2 para regular "de manera más racional" la ventilación y, en consecuencia, "hacer un poco más confortables las aulas".

Por último, y al menos mientras dure esta avalancha de contagios, el STEC demanda un mayor apoyo para los coordinadores Covid de colegios e institutos, actualmente con una "sobrecarga de funciones" que requeriría, según el sindicato, o bien el nombramiento de otras personas que asuman junto con ellos esta responsabilidad, o una mayor descarga en su horario lectivo.

Contador

Para leer más