UGT denuncia incumplimientos de la Consejería de Educación con la enseñanza concertada

Miguel Pi y Laura Guate
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2019 12:13:22CET

SANTANDER, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La sección de Enseñanza Concertada de FeSP-UTG ha pedido "voluntad negociadora" a la Consejería de Educación para abordar los "incumplimientos" normativos y de convenio colectivo que afectan a los alrededor de 2.300 docentes de esta enseñanza en Cantabria.

El sindicato ha reclamado "seriedad" a la Consejería a la hora de convocar la Mesa de la Concertada, que es "el único foro de debate" de este sector, y ha denunciado los "incumplimientos" del convenio colectivo en cuanto al horario de los docentes de Secundaria y en el abono de la paga por 25 años de docencia.

En definitiva, UGT reivindica que se cumplan los acuerdos y normativas "y se lleve a efecto lo dispuesto en la negociación colectiva", así como que la Consejería "se tome en serio la Mesa de la Concertada", que representa un tercio de la educación de Cantabria.

Así lo han dicho en rueda de prensa el secretario de Enseñanza Concertada de FeSP-UGT, Miguel Pi, y la secretaria de Enseñanza de FeSP-UGT, Laura Guate, quienes han pedido para los docentes de la enseñanza concertada las mismas condiciones que tiene los de la pública, puesto que actualmente se producen "diferencias sustanciales".

Pi ha detallado que la primera reunión de la concertada con el consejero Francisco Fernández Mañanes tuvo lugar en octubre de 2018, un tiempo "más que excesivo" desde septiembre de 2017, cuando se solicitó. Los sindicatos querían tratar la paga de antigüedad de los 25 años, que no se abona desde 2016, y el horario de los profesores de Secundaria.

Dos meses después, el 30 de enero, volvió a reunirse la mesa pero sin incluir estas dos cuestiones en el orden del día. Ante la petición sindical al respecto, la Consejería no ofreció ningún dato sobre estos aspectos --para los que había pedido tiempo de análisis-- "y se limitaron a decir que era un tema presupuestario, que no hay capacidad presupuestaria, y que por lo tanto, no se iban a tratar los temas", ha relatado Pi.

Para la concertada, esta mesa de negociación es su "único foro de debate", por lo que Pi ha pedido "que se dé seriedad" a esta convocatoria, teniendo en cuenta que afecta a un tercio de la educación en Cantabria, con más de 22.000 alumnos, frente a los 47.000 de la pública.

En cuanto al horario de los profesores de Secundaria, Pi ha denunciado el incumplimiento del acuerdo de 2008 para la adecuación del mismo al de la enseñanza pública y así tener "todos las mismas condiciones de trabajo".

Una homologación recogida en el citado acuerdo de 2008, que se ha cumplido en la parte salarial pero no en las condiciones de trabajo, que no están equiparadas (sí en Primaria). Así, en la enseñanza pública se imparten 21 horas semanales de docencia (el compromiso es llegar a 18, según UGT) frente a 25 en la concertada, cuyo convenio recoge un total de 1.180 horas de jornada anuales y de ellas, un máximo de 850 lectivas, por lo que hay margen para la reducción.

En este sentido, Pi ha dicho que mientras el sindicato "está abierto a negociar", la Consejería tiene "una voluntad de negociación mínima". Por eso ha reclamado que Educación "tendría que hacer un mínimo esfuerzo para cumplir el acuerdo de 2008".

Otro "incumplimiento del convenio" se refiere a la paga de complemento de 25 años. En 2012, con la crisis, se dejó de abonar y en 2015 la Consejería (PP) pagó las correspondientes al periodo de 2013 a 2015. Al llegar el nuevo Gobierno (PSOE-PRC) se volvió a no percibir la paga, por lo que la Consejería adeuda desde entonces 1.230.000 euros en este concepto.

Según Pi, el planteamiento actual de la Consejería al respecto es "erróneo" porque no se trata de una "negociación", como sostiene, sino de un concepto "ya negociado en el convenio", cuyo pago "tiene que asumir" Educación.

El representante sindical ha explicado que desde el departamento de Fernández Mañanes se ha expresado la "voluntad" de pagar este complemento pero sin un "compromiso" ni un calendario, con lo que "si no se materializa en algo concreto, es una broma", ha censurado, considerando que la voluntad de pago de la Administración "no es efectiva".

Educación ha vuelto a convocar a los sindicatos en marzo, pero Pi ha expresado sus dudas de que la reunión se produzca en esta legislatura.

Preguntado si el sindicato contempla medidas de presión, como paros o huelgas, como han hecho en otras comunidades, Pi ha asegurado que UGT no quiere "abandonar la línea de diálogo" y ha confiado en la "sensatez" de la Educación, dado que sus demandas son "lógicas" y no piden otra cosa que el cumplimiento de la normativa.

Por su parte, Guate ha incidido en que si en la enseñanza pública se recurre a la reducción de horario lectivo para mejorar la atención al alumnado, en la concertada debería hacerse "por el mismo motivo".

Contador