Unidas Podemos Torrelavega reclamará la gestión directa de servicios privatizados

Publicado 11/05/2019 13:45:49CET

SANTANDER, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La candidatura de Unidas Podemos en Torrelavega (Podemos+IU) de cara a las elecciones municipales del 26 de mayo ha anunciado que reclamará la gestión directa de "todos" los servicios privatizados en el municipio en los cuales "resulte rentable para la ciudadanía".

En un comunicado, Unidas Podemos ha señalado que, de entre los servicios gestionados de forma privada en el Ayuntamiento de
Torrelavega por insuficiencia de medios propios, se encuentra el mantenimiento de las instalaciones eléctricas municipales y el alumbrado público.

Sobre el mismo, se queja de que es una forma de gestión que obliga a pagar por cada servicio, desde cambiar una bombilla del alumbrado a los más de 20.000€ que se paga actualmente, según señala, por la sustitución de un semáforo de peatones.

Unidas Podemos considera que "un enorme despilfarro pagar por cada servicio cuando se trata de labores regulares" y, como alternativa, propone contratar personal propio dentro de la plantilla municipal que lleve a cabo dichas tareas.

La confluencia Podemos+IU ha anunciado que solicitará la realización de informes a los técnicos municipales sobre el potencial ahorro de recuperar este servicio bajo gestión directa por parte del Ayuntamiento.

Sostiene que, contando el Ayuntamiento con un "superávit millonario", la inversión inicial necesaria para recuperar los medios propios "no supondría problema económico alguno y resultaría potencialmente rentable a medio plazo".

También Unidas Podemos ha hecho alusión al servicio de comedor del Hospital Sierrallana, en manos de empresas privadas, el cual, a su juicio, es una "muestra extrema de las consecuencias de la falta de fiscalización efectiva que existe sobre muchos servicios privatizados".

"Sin controles regulares por parte de la Administración, el cumplimiento de los acuerdos y la calidad del servicio privatizado queda a merced de la ética empresarial. Consideramos este hecho una grave imprudencia política", ha aseverado.

Contador