Actualizado 01/12/2015 14:12 CET

Activado el protocolo de vialidad invernal para carreteras

Máquina quitanieves.
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

TOLEDO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Fomento ha activado este martes y hasta el próximo 31 de marzo el protocolo de vialidad invernal, que permitirá hacer frente a las principales incidencias climáticas que afectan a las carreteras de la red regional como consecuencia de la llegada de la estación fría del año.

   En total, la región contará con 507 trabajadores que durante todo el invierno desplegarán un operativo con 130 máquinas sobre el terreno desde alguno de los 35 centros de conservación, además de los 83 depósitos equipados con casi 12.000 toneladas de sal dispersos por toda la geografía de Castilla-La Mancha, según ha informado la Junta en nota de prensa.

   Un total de 392 trabajadores del personal propio de las brigadas, 49 personas de apoyo contratadas por las uniones temporales de empresas que actúan como refuerzo en las cinco provincias durante la campaña invernal, 66 vigilantes de obras y vigilantes de carreteras repartidos por las distintas zonas operativas, 69 camiones quitanieves (además de 7 que activa la empresa concesionaria de la autovía CM-42), 10 camiones con esparcidor, 18 motoniveladoras y 26 máquinas adaptadas a la campaña de vialidad invernal componen el operativo.

   Las brigadas son apoyadas en las tareas de conservación invernal por trabajadores con contratos de servicios para operaciones de conservación de carreteras. Existe un contrato de servicios de apoyo por cada una de las provincias a distintas uniones temporales de empresas (UTE). A estos medios se unen los de la empresa concesionaria que explota por el régimen de concesión la autovía CM-42, conocida como la Autovía de los Viñedos, que aporta dos centros de conservación a fin de atender las necesidades de la vía.

   El protocolo de vialidad invernal es un documento de carácter técnico-organizativo que establece la estructura de coordinación administrativa y los procedimientos de ordenación y planificación para movilizar los recursos humanos y materiales que requieren los trabajos de vialidad invernal de la red de carreteras titularidad de la Junta de Castilla-La Mancha, manteniendo las condiciones de seguridad en la red.

   En la Junta, se considera como época de riesgo alto, el período de tiempo comprendido entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo y como época de peligro medio, los meses de noviembre y abril. En las zonas de la Sierra, aquellas con cotas superiores a 1.200 metros, se establece un periodo preventivo desde el 1 de Octubre que los medios de Vialidad Invernal estén preparados por si fuera necesario intervenir.

79.413 KILÓMETROS CUADRADOS

   El protocolo se activa para los 79.413 kilómetros cuadrados que componen la geografía regional, en la que la Junta de Comunidades gestiona una red de 8.676 kilómetros de longitud, de los cuales 235 componen la red básica de alta capacidad, 1.849 la red básica convencional, 5.626 la red comarcal. Los 964 kilómetros restantes son redes locales, travesías y ramales.

   De las cinco provincias, únicamente Guadalajara y Cuenca cuentan con territorio en cotas superiores a los 1.200 metros de altitud. Cuenca posee 1.325 kilómetros cuadrados (23 municipios) por encima de ese umbral, mientras en Guadalajara son 2.546 los kilómetros cuadrados y 43 los municipios.

   Para el desarrollo del protocolo de vialidad invernal se establecen unas prioridades en las carreteras de la red viaria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Con carácter preferente se atienden los accesos a hospitales, capitales de provincia y ciudades más pobladas, vías de alta capacidad, líneas estratégicas en el desplazamiento de pasajeros por transporte colectivo y conexiones con las autovías estatales.