Aprobados los presupuestos para 2018 de la Diputación de Ciudad Real, a pesar del voto en contra del PP

Pleno
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN
Actualizado 24/11/2017 14:20:11 CET

CIUDAD REAL, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Ciudad Real ha aprobado este viernes los presupuestos de la Institución provincial para el 2018, que ascienden a 107 millones de euros, a pesar del voto en contra del Grupo Provincial Popular.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha asegurado que el único "problema" que ha habido para que los 'populares' votaran no a los Presupuestos de la institución para 2018, es la presidenta regional del partido, María Dolores Cospedal.

En su intervención final del debate en el Pleno, Caballero ha considerado que no había razones técnicas ni políticas para que el PP se opusiera a los Presupuestos, y ha considerado que lo único que ha ocurrido es que Cospedal "ha dado orden al grupo para que los rechazara".

Siguiendo con esta línea, y en tono irónico, se ha mostrado confiado en que el que "ahora suena" como candidato del PP para la Junta de Comunidades, el actual secretario regional, Vicente Tirado, "les levante la mano".

Caballero respondía así a una larga intervención del portavoz del PP, Adrián Fernández, quien había presentado una enmienda a la totalidad, que fue rechazada por la mayoría socialista, y que ha pedido también la retirada de las cuentas.

Fernández ha argumentado la petición de esa retirada basándose en lo ocurrido el pasado martes en la Comisión de Hacienda, donde se estudiaron los presupuestos, y en la que, al principio, faltaban dos certificados de que estuvieran aprobados los presupuestos de dos organismos autónomos, algo que ha considerado como una vulneración de los derechos de los diputados.

El portavoz del PP, por otro lado, ha considerado que los presupuestos tampoco responden a las necesidades de los ciudadanos de Ciudad Real y ha criticado que la Diputación de Ciudad Real dedique parte de sus cuentas a financiar programas de la Junta, cuando la de Ciudad Real es la provincia donde menos invierte el Gobierno regional.

Fernández ha presentado, por su lado, diez enmiendas para "crear riqueza, empleo y fijar población", entre las que se encontraban un plan de empleo propio de la Diputación, un plan para crear empleo de calidad dedicado a empresarios y autónomos, la creación de dos oficinas para asesorar a los ayuntamientos y más inversión en carreteras, entre otras cuestiones.

Mientras, Caballero ha defendido su gestión y la de su equipo y ha dicho que, en el tiempo que llevan en la Diputación, se han cumplido los objetivos de crear empleo, mejorar el bienestar social, ayudar a los ayuntamientos y fomentar el turismo, además, con una deuda cero por tercer año consecutivo.

La alusión de Fernández a la falta de inversión de la Junta en la provincia servía a Caballero para responder que, en todo caso, menor es aún la inversión del Gobierno central, poniendo como ejemplo que no se invierte ni un euro en carreteras desde 2012.