Actualizado 27/08/2014 14:08 CET

Auxilian a una familia que se desorientó en Malagón

CIUDAD REAL, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha auxiliado a una familia, compuesta por el matrimonio y sus dos hijas mayores de edad, desfallecidos y deshidratados que fueron localizadas en el paraje de la Sierra "Risco Amarillo", término municipal de Malagón.

   Tras recibirse una llamada en el Centro Operativo Complejo (COC) de la Guardia Civil de Ciudad Real, en la que el 112  comunicaba  que habían recibido una llamada pidiendo auxilio una familia compuesta por el matrimonio y sus dos hijas mayores de edad, que se habían  desorientado en la zona de la Sierra del Cristo, termino de la localidad de Malagón lugar de difícil acceso, sufriendo las dos hijas una grave enfermedad, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

   Inmediatamente el COC dirigió a una patrulla de la Guardia Civil de Malagón al lugar de los hechos, aportándole los datos facilitados por el 112, pero siendo los efectivos de la patrulla grandes conocedores de la zona, y al no coincidir los datos aportados con la localización del lugar, se dirigieron hasta otra zona donde los componentes de la patrulla tenían la certeza de que se podían encontrar.

   Una vez en la sierra denominada Risco Amarillo, lugar de difícil acceso por la gran pendiente con piedras rodadas en su ladera junto con su espesa vegetación formada por chaparros y jaras, localizaron un vehículo perteneciente a la familia que había solicitado auxilio.

   Los efectivos de la Guardia Civil de Malagón organizaron un dispositivo para localizar a las cuatro personas accidentadas, en el que intervinieron miembros de Protección Civil de Malagón así como una dotación de bomberos de Ciudad Real.

   Subiendo a pie por la gran pendiente de la ladera de la sierra, con un fuerte calor que dificultaba aun más el andar junto con las piedras que rodaban por la ladera, llegando a provocar en más de una ocasión la caída de los efectivos de la Guardia Civil así como de los otros componentes que participaban en el dispositivo.

   Finalmente se localizó, en el punto más elevado de la zona, sin agua y sin una vestimenta adecuada a los cuatro miembros de la familia, los cuales se encontraban tumbados en el suelo, desfallecidos, deshidratados y desorientados.

   Todos los integrantes de la familia sufrían quemaduras solares en el rostro y pecho así como en las extremidades, sin poder mantenerse en pie, comunicando el padre que sus dos hijas padecen una grave enfermedad y necesitaban medicación rápidamente para controlar los síntomas de la misma.

   Las víctimas fueron atendidas en el lugar por personal sanitario del Centro de Salud de Malagón que se traslado hasta el lugar tras ser requeridos por los efectivos de la Guardia Civil, y ante la imposibilidad de poder bajar los accidentados a pie por sus medios, se les evacuó en camilla hasta un punto lo suficientemente bajo, que permitiera el acceso a las ambulancias.

   Las mimas fueron trasladadas posteriormente hasta el Centro Médico de Malagón quedando en observación en dicho centro y siendo dadas de alta posteriormente.

Para leer más