Actualizado 25/09/2009 20:17 CET

Barreda reafirma su compromiso con la Universidad regional y asegura que incrementará los recursos destinados a I+D

El rector destaca el "esfuerzo descomunal" que hará la UCLM para poner en marcha en septiembre del año que viene nuevas titulaciones

CIUDAD REAL, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, se mostró hoy firme en su apoyo a la Universidad regional y aseguró que incrementará los fondos destinados a I+D, en consonancia con los objetivos del marco nacional y europeo. "Así lo contempla el pacto por Castilla-La Mancha, donde la formación y la I+D son protagonistas", señaló.

Se trata, según señaló durante su intervención en el acto de apertura del curso académico 2009-2010, de un compromiso "renovado" puesto que, entre 2003 y 2009, los recursos que Castilla-La Mancha destina a investigación se han triplicado, informó la UCLM en nota de prensa.

En este sentido, el presidente repasó los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística que reflejan el apoyo que el Gobierno autonómico está brindando a la Universidad y recordó que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma en la que más ha crecido el gasto en I+D durante 2007, un crecimiento del más del 37%, casi el triple que la media nacional.

Asimismo, Barreda recordó que en 2008 Castilla-La Mancha ha logrado situarse entre las cinco comunidades que más financiación han obtenido del VII programa marco dirigido a proyectos de Investigación y Desarrollo, tanto de centros públicos como de empresas.

"La labor de la Universidad en este ámbito, en conjunción con las iniciativas del Gobierno que presido, están potenciando la implementación de nuevos proyectos de I+D en las propias empresas", aseguró el presidente, para quien la Universidad se alza como solución a los retos a los que se enfrenta la región.

"Siempre ha sido así, y por eso hemos apostado por ella. Y ahora lo hacemos, si cabe, con mayor convicción, con más recursos, con permanente apoyo", aseveró el presidente añadiendo que ahora más que nunca es necesaria esa colaboración, sobre todo teniendo en cuenta el importante esfuerzo de expansión extraordinaria que la institución académica va a hacer ampliando notablemente su oferta formativa. Para el presidente, la importancia estratégica de la Universidad hace necesario el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha "para que no falten recursos en ese esfuerzo impresionante por el que debemos alegrarnos".

PAPEL DE LA UNIVERSIDAD

El jefe del Ejecutivo autonómico insistió en el importante papel que juega la Universidad en el desarrollo y el progreso de la Región recordando que muchas de las medidas del pacto por Castilla-La Mancha necesitan del concurso de la institución académica, como el refuerzo de la I+D.

Para Barreda, es en momentos de crisis cuando la unidad se convierte en una necesidad imperiosa, de ahí su llamamiento a la comunidad universitaria para contar con su esfuerzo y su ingenio, "para avanzar con más intensidad, si cabe, por la senda del desarrollo, del crecimiento y del bienestar".

En este sentido, el presidente pidió a la Universidad que juegue su papel y que asuma su responsabilidad "que hará que esta tierra sea mucho mejor, y agradeció a sus integrantes el compromiso que siempre han demostrado con castilla-La Mancha y su futuro.

PROCESO DE BOLONIA

Por otra parte, Barreda hizo referencia al necesario proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior y recordó que Castilla-La Mancha ha dado ya un primer paso muy importante con la aprobación, por parte del Consejo de Gobierno del pasado día 15, de 11 titulaciones de grado y 17 másteres oficiales.

"Es un primer paso, bien firme, hacia la adaptación plena de toda nuestra oferta formativa en el curso 2010-2011", apuntó el presidente, que aseguró que los nuevos títulos se han diseñado para facilitar la movilidad. Propiciar el mejor aprendizaje y extraer de los estudiantes todas sus potencialidades "en un proceso que debe prolongarse durante toda la vida puesto que nunca se deja de aprender".

Asimismo, insistió en su compromiso de potenciar una Universidad regional que siga siendo patrimonio de todos, sin excepción, y abogó por facilitar el acceso a la misma en igualdad de oportunidades pues, afirmó, es imprescindible que siga creciendo y vertebrándose hasta insertarse en la raíz del tejido social y del sistema productivo.

Precisamente, Barreda confirmó el desarrollo de dos nuevos programas de becas que, por un lado, serán de carácter general para alumnos que vayan a cursar sus estudios y cuyas familias estén en situación de paro sobrevenido en el año actual; y, por otro, un programa de becas para realizar másteres para universitarios en paro que tengan entre 25 y 40 años de edad, complementarias también al programa del Ministerio de Educación.

En la misma línea, el presidente confirmó que el Gobierno autonómico mantendrá los precios públicos que regirán en Castilla-La Mancha para los estudios conducentes a la obtención de títulos oficiales.

De esta forma, Barreda recordó que la universalización de la institución académica fue uno de sus objetivos fundacionales. "Hoy, cuando es ya una espléndida realidad, debemos continuar perseverando en ese propósito", afirmó el presidente, que insistió en que la Universidad es la factoría del conocimiento y que el conocimiento, eje de todo desarrollo, ha de ser un bien común, al alcance de todos, "un elemento que salvaguarde el principio de igualdad como cimiento sobre el que edifiquemos la sociedad que queremos".

AMPLIACIÓN DE LA OFERTA FORMATIVA

Por su parte, el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ernesto Martínez Ataz, destacó en su intervención el "esfuerzo descomunal" que va a hacer la institución académica para poner en marcha en septiembre del año que viene los estudios de Medicina en Ciudad Real, Farmacia en Albacete, Periodismo en Cuenca, Arquitectura en Toledo y Enfermería en Talavera de la Reina, así como Bioquímica en Toledo.

Dentro de este impulso, Martínez Ataz inscribió los cuatro nuevos institutos de investigación que entrarán en funcionamiento este curso, el Botánico el Albacete, los de Investigaciones Energéticas y Aplicaciones Industriales y de Tecnologías y Sistemas de Información en Ciudad Real y el de Nanociencia, Nanotecnología y Materiales Moleculares en Toledo.

La inversión realizada para abrir estos centros de investigación asciende a trece millones de euros, cantidad a la que hay que añadir otros veintiséis millones que la Universidad destinará, con la ayuda de fondos FEDER, a la creación de nuevos institutos y laboratorios en Albacete - Biofarmacia/Biomedicina y ampliación del instituto de Informática- Ciudad Real - institutos de Biomedicina y Biotecnología de los Alimentos- Cuenca -Laboratorio de Edificación- y Toledo -Instituto de Biotecnología-.

El rector concluyó su intervención con una alusión a la situación económica actual y afirmó que "España tiene que orientar su modelo productivo a una economía basada en el conocimiento. Sólo este cambio nos hará competitivos".

Durante el acto de apertura del nuevo curso, el presidente regional estuvo acompañado además por la consejera de Educación y Ciencia, María Ángeles García; el vicerrector del campus de Ciudad Real, Francisco Alía; y el presidente del Consejo Social de la UCLM, José Juan Ruiz.

Tras la lectura de la Memoria Académica del curso 2008-2009 por la secretaria de la Universidad, Cándida Gutiérrez, la lección inaugural corrió a cargo de Mario Piattini Velthuis, catedrático de Lenguajes y Sistemas Informáticos, con el título "Pasado, presente y futuro de la fabricación de Software", lo que dio paso a la investidura de los nuevos doctores y catedráticos de la UCLM.

La Universidad de Castilla-La Mancha tuvo matriculados el pasado curso 2008-2009 más de 26.700 alumnos y alumnas, de los que 1.264 estaban matriculados en cursos de doctorado.