CCOO Cuenca afirma que TRAGSA ha usado a siete trabajadores de la Brigada de Incendios Forestales como "cabeza de turco"


Actualizado 21/02/2011 16:58:22 CET

CUENCA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Cuenca considera que TRAGSA ha usado a siete empleados de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) de Cuenca como "cabeza de turco" después de que estos trabajadores no hayan sido "recontratados" tras un conflicto laboral.

Según ha informado en rueda de prensa el responsable del sector forestal del sindicato, José Manuel Torres, la empresa despidió a sus trabajadores durante un mes para luego volverles a contratar. Los 50 empleados de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales de Cuenca denunciaron estas prácticas, y aunque luego retiraron la denuncia, a la hora de reiniciar las contrataciones se ha prescindido de siete de ellos.

Por esto, el sindicato ha anunciado que presentará una denuncia por el despido y la vulneración de derechos de los siete trabajadores que no han vuelto a ser contratados. Según asegura el sindicato, se trata de cinco capataces y dos especialistas.

Torres ha resaltado que no hay ningún criterio para estos despidos: ni en el plano económico, porque hay presupuesto para ello, ni en el laboral, porque son puestos de capataz que ocupa gente con experiencia, y son necesarios. Así, considera que se les ha usado de "chivo expiatorio" tras la denuncia que presentaron los trabajadores.

"Entendemos que se trata exclusivamente de hacer un escarnio público con estos compañeros que no sólo son los referentes desde el punto de vista laboral, sino que también dirigen a la BRIF", ha manifestado.

En este sentido, ha asegurado que "cuando los trabajadores piden sus derechos laborales, que se encuentran en precario desde hace mucho tiempo, la empresa entiende que la gente más molesta son estos siete compañeros".

La de Prado de Esquiladores es una de las diez BRIF que hay en España, y de las dos que hay en Castilla-La Mancha. Sin embargo, la de Cuenca ha sido la única brigada donde se han producido estas prácticas, y desde Comisiones Obreras consideran que se quiere "amedrentar" a los trabajadores, ha dicho el sindicalista.

El sindicato va a recoger firmas de apoyo a estos siete trabajadores, e iniciará la vía judicial si no hay una solución al conflicto.