Cecam celebra datos "positivos" de la economía pero advierte que el crecimiento ha aminorado

Sede de Cecam
Europa Press - Archivo
Actualizado 28/12/2018 14:36:39 CET

TOLEDO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) ha destacado que durante el año 2018 la economía en general y, particularmente, la de Castilla-La Mancha, comenzó registrando datos positivos, especialmente en los primeros meses del año, aunque ha advertido que este crecimiento ha ido "aminorando" según avanzaba el ejercicio.

Según ha informado Cecam en nota de prensa, tal y como reflejan los principales indicadores, la economía española ha venido experimentando, en términos generales, un crecimiento a lo largo de este año 2018, y esto ha tenido su incidencia tanto en el ámbito económico como en del empleo. "No obstante, existen diversos factores que condicionan negativamente las expectativas de crecimiento para el próximo año", ha matizado la Confederación.

En el lado positivo, los empresarios de la región han manifestado que la previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha se sitúa en el 2,2 por ciento en 2018, por un 2,6 por ciento en el conjunto del país, si bien para el próximo año 2019 la previsión de crecimiento estaría en el entorno del 1,7 por ciento, frente al 2,2 por ciento del resto del país, "una constante que se viene manteniendo en los últimos cinco años, en los que crecemos por debajo de la media nacional".

De la misma forma, han apuntado que el comercio exterior "arroja un año más datos positivos, gracias a la magnífica labor que en este campo vienen desarrollando las pequeñas y medianas empresas" de la Comunidad Autónoma. En los diez primeros meses del año, las exportaciones en Castilla-La Mancha crecieron un 4,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, superando los 6.000 millones de euros en exportaciones. "Continuamos así por encima del incremento registrado a nivel nacional, aunque este crecimiento se está desacelerando", han añadido.

Por el contrario, en el lado más negativo han remarcado el impacto que tiene sobre las empresas los incrementos de costes, sobre todo de los costes energéticos, así como los costes financieros y los costes de las materias primas, que también se elevan. Este encarecimiento de los costes, que afecta directamente a la competitividad de las empresas y penaliza la actividad y la inversión, camina en dirección contraria a lo que necesita la economía y las empresas para crecer y crear empleo.

"En un contexto en el que las consecuencias de la desaceleración económica se empiezan a notar y las perspectivas de crecimiento de la economía no son halagüeñas, hay que añadir el deterioro de la confianza que genera la inestabilidad política, que crea incertidumbre y provoca que se contengan las inversiones empresariales", ha continuado Cecam.

Del mismo modo, la Confederación ha señalado que, tanto a nivel nacional como internacional, el escenario económico ha estado marcado por una alta volatilidad, motivada por diversas razones como son el proteccionismo americano, la crisis del Brexit y, concretamente en España, por los constantes anuncios del Gobierno de medidas como la reforma laboral "que tan negativa sería para la creación de empleo" o medidas sobre la energía con restricciones relacionadas con los vehículos diesel, "que generan inseguridad y ralentizan el consumo privado y la inversión empresarial".

A pesar de todo, Cecam ha afirmado que las previsiones apuntan a que en el conjunto del año en Castilla-La Mancha se crearán por encima de los 20.000 empleos, unas cifras que "aún siendo positivas, suponen un decrecimiento respecto a la cifra de empleos que se crearon en los años 2017 y 2016".

"En conclusión, si bien se puede constatar que, en términos generales, 2018 ha sido un año positivo en lo económico, con una desaceleración de la actividad que se ha ido manifestando según avanzaba el año, desde Cecam nos preocupa mucho esta situación de ralentización de la economía, que lógicamente pueda tener su traslado a la capacidad de las empresas para crear empleo durante el próximo año, máxime cuando son muchas pequeñas y medianas empresas de nuestra región las que siguen atravesando serias dificultades y a las que no ha llegado realmente la recuperación económica", ha concluido.

Contador