Actualizado 19/02/2021 08:52 CET

Cuatro detenidos en Albacete por usurpar 31 identidades para apostar online

ALBACETE, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Albacete a cuatro personas, un varón de 40 años y tres mujeres de 42, 45 y 50 años de edad, como presuntos autores de un delito de estafa cometido en plataformas de apuestas a través de Internet. Los arrestados, que carecían de antecedentes policiales, se dedicaban a realizar apuestas de juego online, y para llevar a cabo su actividad delictiva crearon diversas cuentas en plataformas de apuestas, para lo que utilizaron 31 identidades usurpadas.

Además, a estas cuentas fraudulentas asociaban tarjetas bancarias de terceras personas con las que pagaban las apuestas sin el consentimiento de sus titulares, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

La investigación de la Policía Nacional se inició con la denuncia formulada por una de las víctimas, que había detectado cargos no autorizados en su tarjeta bancaria, a la que se sumaron otras de características muy similares. Las indagaciones de los investigadores permitieron dar con una red de cuentas de juego que operaba con identidades sustraídas.

Además, se pudo averiguar que muchos de los pagos que hacían con estas cuentas estaban siendo financiados con tarjetas bancarias de terceras personas. Finalmente, se llegó a descubrir quiénes estaban detrás de estas cuentas de juego fraudulentas que, una vez identificados y localizados, fueron detenidos.

En sus declaraciones ante la Policía Nacional, una de las implicadas reconoció su adicción al juego, argumentando que obtenía las identidades de manera oportunista y circunstancial, aprovechando los momentos en que recibía visitas en su domicilio para fotografiar, en un descuido, sus documentos de identidad y tarjetas bancarias que posteriormente utilizaba para consumar las estafas.

Se estima que desde las cuentas de juego online investigadas se ha jugado una cantidad aproximada a 440.000 euros, habiendo obtenido premios por valor de 220.000 euros, y se ha podido asociar un fraude por pago con tarjeta de terceros superior a los 7.800 euros.

Para leer más