Publicado 01/02/2021 18:42

Sus "desvelos" por España o el trabajo del Yakovlev, lo más admirado por Sofía Bono de la carrera política de su padre

Entrevista a José Bono
Entrevista a José Bono - ECOOMAGAZINE

   El expresidente desvela que tiene cuenta en Twitter pero con identidad anónima para "ver sin ser visto"

   TOLEDO, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La joven periodista Bere Lobatón, impulsora del blog Ecooomagazine, ha publicado una entrevista doble en la que ha contado con el expresidente de Castilla-La Mancha, exministro de Defensa y expresidente del Congreso de los Diputados, José Bono; y la menor de sus hijos, Sofía, una charla en la que ha confesado admiración por la carrera política de su padre.

   En la conversación, recogida por Europa Press, Sofía reconoce que esa admiración la tiene por "todo lo que hace", incluso por sus chapuzones en la piscina a primera hora del día con el agua "congelada".

   Sobre su trabajo en política, lo tiene claro, desde sus "desvelos por el servicio a España" hasta el trabajo para descubrir la verdad del accidente del Yakovlev. "Y, bueno, otra de las cosas que celebramos en casa con un brindis fue la retirada de las tropas de Irak", asegura.

   Por su interés, compartimos parte de la entrevista, que puede consultarse íntegra en el siguiente enlace.

   "NUESTRAS CONVERSACIONES NO EXCLUYEN LA POLÍTICA"

   JOSÉ: Nuestras conversaciones no excluyen la política, pero no todo es política. La vida es más importante que la política.

   PREGUNTA.- Los hijos aprenden constantemente de los padres, pero los padres también aprenden de los hijos. José, ¿qué dirías que has aprendido de Sofía?

   JOSÉ: Habitualmente, los padres tienen tendencia a enseñar a los hijos. Pero aprender de ellos es un ejercicio que tiene su recompensa. Por ejemplo, de mi hijo la valentía de, siendo gay, hacerlo público y sentirse muy orgulloso de su vida sentimental que, por cierto, no solamente hemos asumido, sino que estamos muy satisfechos. Sofía es muy astuta, pero a la vez generosa y desinteresada, y ese desinterés vivido día a día me inspira y me hace mirarla con la ternura del padre que la quiere y que aprende de ella.

   SOFÍA: Venga, dilo ya, soy tu favorita...

   JOSÉ: En el caso de Sofía, quizás por ser la más pequeña, es la que más atenciones ha recibido. Además, al ser adoptada he comprobado que sus genes son de más calidad que los míos. (Se ríe abiertamente)

   Sofía, ¿Que valores destacarías que te ha transmitido tu padre?

   SOFÍA: El respeto, la constancia, sin duda, el trabajo y que es una persona noble y leal.

   JOSÉ: Yo tengo muchos defectos, que no es ocasión ahora de relacionarlos, de eso ya se ha encargado la oposición en mi vida política. Pero hay uno que no tengo y es que no soy perezoso, soy trabajador y además tengo manía a la gente perezosa y poco trabajadora, no me caen bien.

   Pregunta.- Sofía, a pesar de la diferencia de edad con tus hermanos, se ve que estáis muy unidos. ¿Cómo llevas tú esa diferencia?

   SOFÍA: La verdad que muy bien, pero es como si tuviese cinco padres, para lo bueno y para lo malo. Es decir, cuando se ponen pesados, se ponen pesados cinco, cuando me regañan, me regañan cinco. Pero también cuando hay que celebrar, celebramos todos. Solemos estar mucho tiempo juntos.

   Pregunta.- ¿Tenéis alguna tradición familiar?

   JOSÉ: Todos los domingos solemos quedar para comer cocido en un restaurante típico del Madrid de los Austrias, vamos todos, hijos, nietos*

   Pregunta.- Sofía, ¿tú te ves reflejada en alguno de tus hermanos?

   SOFÍA: Yo creo que si me tuviese que parecer a alguien me parecería más a José.

   JOSÉ: La relación de Sofía con todos sus hermanos es maravillosa, aunque está más próxima a José por edad.

   SOFÍA: Y también porque José y yo tenemos muchas cosas en común. De pequeña siempre me llevaba a montar y es con el que más tiempo he pasado.

   Pregunta.- José, los tiempos han cambiado muchísimo y hemos vivido una revolución digital. Tus hijos se manejan muy bien en redes sociales. ¿Tú te has adaptado a este mundo digital?

   JOSÉ: Sí, mira yo desde hace muchos años soy persona de agenda porque nací con un gen específico de ser ordenado, heredado de mi padre y de mi madre. Las agendas de papel hace tiempo que las cambié por el calendario del teléfono, que utilizo de manera constante hasta tal punto que lo que anoto como tarea a realizar en el calendario deja de ser una preocupación. Hago las cosas cuanto antes y rápido, no tanto por virtud sino porque el carácter me lleva a estar intranquilo cuando me queda algo por hacer. Y en ese sentido, el calendario, el teléfono, la vida digital* facilitan mucho.

   Tengo WhatsApp y Twitter pero en esta última con una identidad no definida para poder ver sin ser visto. Yo ya he tenido a lo largo de mi vida suficiente confrontación como para ahora buscármela día a día. Para mí es un placer levantarme cada día y saber que los periódicos no van a hablar de mí, ni bien ni mal, eso me produce una gran satisfacción. Y cuando me piden entrevistas me satisface que a alguien le interese lo que pueda pensar de un determinado tema, pero midiendo muy bien con quién hablo. Por ejemplo, al mundo del facherío lo ignoro por completo

Más información