Detenidas 21 personas de una empresa de cobro de morosos que se servían de amenazas y agresiones


Actualizado 18/03/2013 13:30:47 CET

CIUDAD REAL, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a 21 personas de una empresa de cobro de morosos que se servían de "amenazas, coacciones, vejaciones y agresiones físicas" para realizar su trabajo, cinco del los cuales permanecen en prisión.

Según ha informado el subdelegado del Gobierno, Fernando Rodrigo, en rueda de prensa, con la desarticulación de esta organización, se han esclarecido hasta un total de 72 hechos delictivos.

Rodrigo ha indicado que las investigaciones de la operación 'Ultimátm' se iniciaron el pasado mes de noviembre cuando tres personas denunciaron a la empresa 'La sombra del moroso', con sede en la capital ciudadrealeña.

Posteriormente, se constató que contra esta empresa existía hasta 73 denuncias en otras ciudades españolas, en la que la forma de actuar de los detenidos era similar.

La empresa estaba controlada por tres socios, uno capitalista, J.F.D.M., alias 'Paco el del Mercedes', de 58 años y de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), y F.M.C.T, de 36 años y vecino de Daimiel (Ciudad Real), y J.M.M.P., de 39 años y vecino de Urda (Toledo).

La empresa se completaba con un segundo escalón, el de los comerciales, que captaban a los clientes, y un tercero, el de los cobradores, que eran quienes llevaban a cabo las extorsiones y amenazas.

Según ha explicado Rodrigo, en este último escalón, si no se podía cobrar la deuda de los clientes, obligaban a los morosos a pagarles, el menos, la cantidad que les correspondían por el porcentaje que se llevan de cada actuación.

EMPRESA PANTALLA

Durante la investigación, se constató que 'La sombra del moroso' era una empresa pantalla de otra empresa con domicilio social en Madrid, 'Peninsular de Gestión y Servicios Financieros S.L.'.

En el registro llevado a cabo en la sede de esta última, se incautó material informático y numerosa documentación que aportó una importante información sobre el caso.

La mayoría de los detenidos son de la provincia de Ciudad Real y, entre otros presuntos delitos, están acusados de pertenencia a organización criminal y de extorsión. Los hechos esclarecidos en esta operación, además de en Ciudad Real, se produjeron en Toledo, Cuenca, Jaén, Madrid y Zaragoza.