Actualizado 28/06/2012 23:35 CET

Echániz señala que la gestión socialista sí que hubiera llevado a C-LM al copago sanitario

TOLEDO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha asegurado que la gestión del PSOE sí que hubiera llevado a Castilla-La Mancha al copago sanitario, y ha destacado que la Junta está haciendo "todo lo que está en su mano" para evitar que los ciudadanos tengan que pagar por la asistencia sanitaria en la región.

Así se ha pronunciado el consejero durante el debate de una Proposición No de Ley presentada por el PSOE, que ha sido rechazada con los votos de la mayoría 'popular', que pedía que las Cortes regionales acordaran que en Castilla-La Mancha no se introdujera ninguna fórmula de copago en el ámbito sanitario público.

Echániz ha señalado que pagar por recibir asistencia sanitaria en la región "hubiera sido, por otra parte, lo natural, después del despilfarro, los impagos, del dinero dilapidado, las obras faraónicas, la deuda y del déficit que generaron los gobiernos socialistas en los últimos años". "Eso sí que hubiera llevado a esta región y esta sanidad al copago", ha espetado.

"Afortunadamente los ciudadanos de esta región hace un año decidieron producir un cambio político y, desde ese momento, este Gobierno ha trabajado todos los días a través de un plan de garantías y un plan de ajuste, extraordinariamente diligente, para evitar que los ciudadanos tengan que pagar a través del copago los errores que tan gravemente había infligido a esta región y a sus ciudadanos el Gobierno socialista", ha declarado.

FARMACIAS

También ha puesto en valor que hace un año con un presupuesto ejecutado en Sanidad superior al 86 por ciento, con más de dos meses sin pagar y "con nada en la caja" para poder hacer frente al pago de las oficinas de farmacia, se consiguió reducir el problema en el sector farmacéutico "sin ninguna ayuda" del Ministerio que por aquel entonces lideraba la socialista Leire Pajín.

También ha informado de que partir del 1 de enero de 2012, el Gobierno de María Dolores de Cospedal "ha pagado religiosamente" la factura farmacéutica y hoy el mecanismo de proveedores ha permitido pagar "al cien por cien" la deuda de seis meses que el PSOE generó durante el año pasado.