Publicado 18/12/2016 11:52CET

Educación espera remitir a finales de enero el nuevo Protocolo de acoso

Ciberbullying
FUNDACIÓN MUTUA MADRILEÑA Y FUNDACIÓN ANAR

TOLEDO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio de la Convivencia ha dado el visto bueno en su última reunión al nuevo Protocolo de actuación ante situaciones de acoso escolar, que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes espera publicar definitivamente y remitir a los centros a finales de enero, una vez superados los últimos trámites.

Este documento será dado a conocer a la Mesa Sectorial de Educación antes de su aprobación definitiva y que adapta, a la realidad actual de las aulas, el texto aprobado en 2006.

El Pleno del Observatorio contó con la asistencia del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, y en él se repasó el nuevo Protocolo, antes de la conformidad definitiva de este órgano, que ya lo había analizado y completado en su comisión permanente.

El nuevo Protocolo se adapta a las nuevas formas de acoso surgidas en estos últimos años, especialmente en lo referido al que se produce a través de las redes sociales, como el ciberbullying, ha informado la Junta en nota de prensa.

Asimismo, entre las novedades que introduce están la incorporación en las normas de convivencia de los centros, de organización y funcionamiento nuevos procedimientos para una detección temprana de las situaciones de acoso, al tiempo que reduce los plazos, fijando un máximo de un mes para resolver el proceso.

Por otra parte, el nuevo Protocolo incluye medidas que deben adoptar todos los implicados en el proceso, no sólo la víctima y el acosador, también los observadores, las familias y los profesionales; y contempla claramente la coordinación con otras instituciones en caso de que en el procedimiento de una situación de acoso se considere necesario derivarlo a otros expertos.

El objetivo del Protocolo es que el profesorado y los centros educativos tengan orientaciones claras sobre los pasos a dar, comenzando por la labor preventiva. En documento se especificarán los procedimientos necesarios para identificar los casos de maltrato, para adoptar medidas inmediatas, para intervenir de manera coordinada, tanto dentro del centro como, en su caso, con apoyos y agentes externos y, por último, para registrar y notificar las actuaciones emprendidas.