Las enmiendas de PP sobre Sanidad y Bienestar Social cierran el debate y dejan las cuentas vistas para sentencia

Actualizado 21/12/2017 20:44:11 CET

TOLEDO, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Diez horas y media después de que este jueves arrancara el debate final del Proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha se ha dado carpetazo a la discusión de los 28 bloques de enmiendas que el PP mantenía vivas, con seis turnos en los que se han desgranado las posturas de 'populares' y socialistas al respecto de las propuestas sobre los apartados de Sanidad y Bienestar Social.

Ha sido Carlos Velázquez quien en el tramo final del debate ha defendido varios bloques formado por enmiendas en materia sanitaria. En concreto, argumentaba su posición al respecto de las propuestas de mejorar planes contra el consumo de drogas, eliminaciones de altos cargos, reanudar las obras de la residencia comunitaria de Alcázar de San Juan, un millón de euros más para detección de cáncer o la puesta en marcha de servicio de cirugía plástica en Cuenca.

En un segundo turno, ha defendido las propuestas 'populares' por las que se intentaba incluir en el articulado del Proyecto de Ley la obligación de cubrir las bajas de personal sanitario nada más producirse, sumando la prohibición de realizar contratos inferiores a media jornada en el Servicio de Salud castellano-manchego.

Ha sido en este turno donde ha tenido palabras para criticar el proceso de edificación del nuevo hospital de Toledo, afeando el "retraso" y recordando que el PSOE, pese a criticar un modelo de gestión que daba cabida a la gestión privada de algunos de sus servicios cuando estaba en la oposición, ahora en el Gobierno ha seguido manteniéndolo.

La respuesta la ha dado Isabel Abengózar por parte del PSOE, quien ha rechazado una a una sus propuestas, tachando todas las enmiendas de "puro teatro" por parte del PP.

"No voy a dejar de mirar por el retrovisor para criticar las políticas que ustedes hicieron. Ustedes hicieron que no hubiera profesionales en las bolsas. Y ustedes persiguieron hasta despedir a 3.000 sanitarios", ha enfatizado.

Velázquez ha vuelto a subir por tercera vez al estrado para abordar otras dos enmiendas sanitarias relativas a la carrera profesional de los sanitarios castellano-manchegos, entre lo que se incluía una dotación de 10 millones de euros para reconocer esta carrera.

BIENESTAR SOCIAL

En materia de Bienestar Social, ha sido la 'popular' María Cortes Valentín quien ha defendido los últimos tres bloques del debate que incluían la apertura inmediata del Hospitalito del Rey, los convenios sociales con ayuntamientos, Fundación Sociosanitaria, mejora de plazas residenciales, atención a personas con discapacidad, dependencia, inversiones en residencias de mayores, ayuda a domicilio, acogimiento familiar, voluntariado, aumento de ayudas a viudas y ayudas a familias de niños afectados de cáncer, así como mejoras en tres centros de día de Albacete.

Seguidamente, ha abordado las ayudas de emergencia y pobreza energética -para esto último se piden 500.000 euros más. Mientras, José Luis Escudero, del PSOE, ha señalado que el PP es "la pesadilla antes de Navidad" y por ello no se van a aprobar sus enmiendas. "Quieren un modelo de limosna y beneficencia y frente a él, el Gobierno de García-Page es algo muy distinto, está basado en garantía de derecho e igualdad de oportunidades", ha concluido.

VELÁZQUEZ VUELVE AL ESTRADO Y APUNTA A PODEMOS

El último bloque de debate --el número 28--, con un total de 27 enmiendas del PP sobre más inversión en infraestructuras sanitarias y 30 millones más para combatir las listas de espera, ha estado protagonizado por las críticas de Carlos Velázquez hacia los miembros de Podemos.

En concreto, ha arremetido contra el vicepresidente segundo del Gobierno regional y líder de la formación morada, José García Molina, "quien abanderó la voz de los pobres, y en cuanto entró el Gobierno y pisó moqueta, se fue de estas Cortes".

Mismo tono ha empleado hacia el diputado morado David Llorente. "El antisistema, el mismo que no ha aparecido en todo el día por este debate".

Abengózar ha vuelto a coger el testigo para poner fin a la defensa del dictamen para lamentar que el PP presente enmiendas "que primen el ladrillo frente a los servicios sanitarios" y recordando que el Gobierno del PP "quería financiar la sanidad privada de Madrid con el convenio sanitario".