Actualizado 14/06/2020 9:57:28 +00:00 CET

Escalona espera alcanzar las 25.000 personas en verano


Castillo de Escalona
Castillo de Escalona - DIPUTACIÓN DE TOLEDO - Archivo

La gente que acuda al río Alberche deberá mantener la distancia entre toallas y sombrillas, usar chanclas y estará prohibido el deporte de contacto

TOLEDO, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El municipio toledano de Escalona deja atrás "el pánico, el terror y la psicosis" de los primeros días de confinamiento y ya se prepara para acoger "con los brazos abiertos" a todas las personas que cada verano deciden pasar sus vacaciones en sus segundas residencias atraídos por el río Alberche y por su majestuoso castillo, el convento y las murallas. Esta villa medieval, con 4.000 habitantes, va a superar este verano las 25.000 personas, según las previsiones del Ayuntamiento.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde, Álvaro Gutiérrez, ha defendido que Escalona "es un pueblo acogedor" y que convive "extraordinariamente bien" con la gente que decidió en algún momento que Escalona fuese un sitio para su descanso y ocio. "No tenemos ningún problema", ha remachado.

"El momento actual no es el momento de finales de marzo", ha admitido el regidor. "A finales de marzo todo era pánico, terror y psicosis", un momento en el que Escalona se llenó de gente. "Comprendo que la gente de Escalona sintiera miedo ante la oleada de personas que vinieron", ha señalado Gutiérrez, quien en su momento denunció que muchas personas se habían saltado el confinamiento y se habían instalado en el pueblo en sus segundas residencias.

Gutiérrez ha manifestado que entiende que todas esas personas quisieran venir a Escalona porque un confinamiento se pasa mejor en un chalé con parcela que en un piso de 80 metros, pero "en aquel entonces no era el momento". "Jamás quise ofender a nadie, sino que lo que pedía era responsabilidad y que la gente se quedara en casa".

Sin embargo, la situación de ahora no es la de entonces --se ha acabado el confinamiento y se va a poner fin al estado de alarma-- por lo que empieza una nueva normalidad y la gente de Escalona sabe que llega el verano y va venir a sus segundas residencias.

"Sé que Escalona se va a llenar de gente, nosotros vamos a acogerles con los brazos abiertos como toda la vida, pero a los de dentro y a los de fuera les pido lo mismo: distancia de seguridad, mascarilla y responsabilidad individual y colectiva", ha abundado.

Escalona está acostumbrada a que su población se multiplique en época vacacional y es algo que "no le pilla de sorpresa". "Un día es un pueblo común y al día siguiente es un pueblo lleno de gente", ha apuntado su alcalde, quien ha explicado que el Ayuntamiento ya está trabajando de cara al verano. Además de la plantilla fija y del plan de empleo de la Junta, al que se ha adherido el consistorio, Escalona tiene su propio plan de empleo local de verano, con el que va a contratar a otras 70 personas con un contrato de tres meses.

Además, el Ayuntamiento ya está limpiando las playas y riberas del río Alberche y ha elaborado unas normas que plasmará en una cartelería que colocará en el río. Se le pedirá a la gente que mantenga la distancia entre toallas, se ha establecido una distancia de seis metros entre sombrillas, la obligatoriedad del uso de chanclas y se ha prohibido el ejercicio del deporte de contacto en las playas. "Va a ser imprescindible que se utilice la responsabilidad porque es imposible que en cada sitio con una posibilidad de baño haya control de policía o de vigilancia".

SISTEMA SANITARIO

Por otro lado, y respecto al sistema sanitario del municipio, el alcalde ha asegurado que ya ha hablado con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) y la Consejería de Sanidad para que el sistema sanitario de la localidad se refuerce como cada verano. Desconoce si habrá más personal, "pero evidentemente el centro de salud tiene que ser reforzado en cuanto a médicos y enfermeras porque el aumento de usuarios es elevadísimo".

En estos últimos meses donde Escalona ha crecido en su número de población tras declararse el estado de alarma, el coordinador médico del centro de salud ya expuso que el número de consultas había crecido al menos en un 300 por cien. "Ahora en el verano cuando llegue toda la gente que está deseando venir se multiplicarán otra vez", ha advertido el también presidente de la Diputación de Toledo.

Asimismo, y a pesar de que muchos municipios han decidido no abrir sus piscinas, Escalona sí que la abrirá. La idea es que abra sus puertas el 1 de julio. El alcalde reconoce que esta decisión es difícil y entiende a todos esos alcaldes y concejales que han decidido no abrir sus piscinas municipales, pero cree que es "muy complicado" tener a tanta gente con 40 grados en su casas y sin posibilidad de refrescarse.

Los comercios también están preparados para acoger a todas las personas llegadas de fuera. Durante el confinamiento y el estado de alarma han hecho "una especie de ensayo general" manteniendo en la puerta a una persona que iba dando entrada, algo que se va a mantener en los establecimientos comerciales, ha recalcado el regidor.

Ha pedido a la gente "paciencia, compresión y responsabilidad" a la hora de hacer la compra porque "las circunstancias y los impedimentos no son caprichosos". "No es una cosa impuesta ni por el dueño del local ni por el Ayuntamiento sino por las circunstancias y la necesidad de preservar la salud", ha declarado.