Actualizado 03/08/2016 16:55 CET

IU critica la perspectiva de género de la campaña para prevenir la "violación en cita"

TOLEDO, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

IU Castilla-La Mancha ha mostrado "su asombro e indignación" por la puesta en marcha de parte del Gobierno regional de la primera campaña en España de concienciación para prevenir la "violación en cita", y considera "inadmisible" este tipo de publicaciones y, en especial, la perspectiva de género que pone en práctica el Gobierno regional.

En nota de prensa, la federación de izquierdas no termina de entender cómo se presenta una campaña con dos ejes diferenciados. "Se tratan los comportamientos que ponen el foco sobre la mujer como responsable con su conducta de incitar a la violación, en un entorno poco menos que hostil, poblado de hombres incapaces de controlarse, dando la sensación de que lo que se está transmitiendo es que la mujer debe permanecer vigilante y atenta a su entorno constantemente, suspicaz y a la vez dispuesta a montar un número", señala.

"Flaco favor, que coloca a la mujer en una situación donde la responsable de lo que pueda suceder es ella por no tomar medidas", ha indicado, para agregar que
"culpabilizar a la mujer por no guardar dinero para el taxi, por no dejar claros los límites, por no estar pendiente de sus amigas cuando salen a divertirse, entre otros casos, es apelar a comportamientos que estaban vigentes cuando las mujeres eran seres tutelados por sus padres, hermanos o maridos".

De otro lado, ha manifestado la responsable provincial del Área de la Mujer de Izquierda Unida en Toledo, Toñi Ramos, ha indicado que en esta campaña se dan unas pautas para que los hombres se convenzan que no deben violar.

"Estas ocho recomendaciones para los hombres son paternalistas, con algunos consejitos del tipo 'no te pongas pesado' o 'no te ofusques', que retrotraen a una regañina suave por si el animal se despierta y decide atacar, o que se dirige a un público que no supera la edad mental de comportarse como un ser humano responsable", argumentad.

Para Ramos, "no es aceptable que un Gobierno que se declara socialista y progresista, plantee políticas de concienciación en los que los consejos se dividan en comportamientos para mujeres y cosas para chicos".

"Suponíamos que estaba superado y asumido que las personas deben ser educadas en igualdad de derechos y deberes, pero es evidente que con campañas como estas es necesario reforzar y revisar los puntos de partida para no focalizar la culpa de la agresión en la mujer y su comportamiento, y no tratar a los hombres como niños mimados e irresponsables".

Para leer más