Jiménez cree que la nueva ley permitirá un tratamiento igualitario en todas las comunidades autónomas


Actualizado 05/07/2010 16:09:14 CET

La inmensa mayoría de las CCAA están preparadas para que la ley entre en vigor "con toda normalidad", asegura la ministra

BRUSELAS, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, cree que la entrada en vigor de la nueva Ley del aborto permitirá que todas las mujeres reciban un tratamiento igualitario independientemente de la comunidad autónoma en la que residan.

"Lo que pretendemos con esta ley, y se va a conseguir, es que haya un tratamiento igual en todas las comunidades autónomas", declaró Jiménez a la prensa en Bruselas, donde asiste con sus colegas europeos a un Consejo informal de Sanidad.

A su juicio, hasta ahora pocas comunidades autónomas ofrecían esta prestación dentro del Sistema Nacional de Salud, a pesar de que estaba incluida en la cartera de prestaciones y servicios, por lo que, según Jiménez, uno de los objetivos de la normativa que este lunes entra en vigor era terminar con la desigualdad.

"Y, además, hay que considerar algo tan importante como que todas las CCAA tienen que garantizar el ejercicio de este derecho por parte de las mujeres, que lo tienen que resolver en un plazo de diez días y que, si en este plazo no ha habido una respuesta por parte de la Administración, las propias mujeres podrán acudir a un centro acreditado y luego pedir el reembolso", explicó.

"Creo que uno de los logros de esta ley es precisamente avanzar en la equidad en la prestación de este servicio", abundó la ministra. También apuntó que, según la información que ha ido recibiendo del Ministerio a lo largo de mañana, la "inmensa mayoría" de las comunidades autónomas lo tienen todo "absolutamente preparado" para que entre en vigor la ley "con toda normalidad".

En cuanto a la posibilidad de regular la objeción de conciencia médica, Jiménez indicó que no está previsto hacerlo con carácter general por ley, dado que ya hay una sentencia del Tribunal Constitucional que reconoce este derecho a los profesionales sanitarios.

"Ahora mismo tendremos el mismo sistema que existía en el pasado: aquél médico o profesional que quisiera acogerse a ese derecho tiene esa posibilidad. Por tanto, desde ese punto de vista, la ley no cambia nada", apostilló la titular de Sanidad.