Publicado 16/11/2015 14:54CET

Junta financia un programa de Proyecto Hombre que atiende a seis mujeres toxicómanas y a sus nueve hijos en Guadalajara

Consejera
EUROPA PRESS/JCCM

GUADALAJARA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha financia a la entidad Proyecto Hombre Castilla-La Mancha el programa denominado 'Integración social y laboral para madres drogodependientes con hijos a su cargo y mujeres gestantes', que atiende actualmente a seis mujeres y nueve niños en Guadalajara.

Y es que el responsable de Proyecto Hombre Castilla-La Mancha, Modesto Salgado, ha informado a la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, y al director general de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara, del desarrollo de este proyecto que recibe una subvención de la convocatoria pública del Plan Regional de Integración Social (PRIS).

Según ha informado en nota de prensa la Junta, para su puesta en marcha, Proyecto Hombre-CLM ha contratado un educador social y un trabajador social que trabajan directamente con las seis mujeres con problemas de adicción de drogas, mayores de edad, embarazadas y/o con hijos pequeños a su cargo.

Con el programa se pretende llevar a cabo la rehabilitación y reinserción social de estar personas drogodependientes, desde una perspectiva integral que atiende las necesidades de la madre y del niño, a la vez que fomenta el adecuado desarrollo del vínculo madre-hijo.

En el proceso de trabajo se identifican las causas que inducen a la persona a la adicción, para abordar esa problemática desde un marco terapéutico-educativo, que pasa por el cambio y la maduración de la persona en todas las áreas de su vida.

Entre los ejes de actuación del programa están el apoyo y mantenimiento; la reinserción socio-laboral; la atención y educación infantil; la atención a mujeres gestantes; la educación para la salud y la asistencia sanitaria; formación y actividades de ocio; la intervención familiar y la asistencia jurídico-penal.

Proyecto Hombre cumple en 2015 su 26 aniversario como asociación que trabaja en la prevención, tratamiento y rehabilitación de las adicciones en toda España, con unas 20.000 personas con problemas de adicción y sus familias atendidas anualmente. En Castilla-La Mancha, además de en Guadalajara, Cuenca y Daimiel, cuentan con centro de día en Albacete desde el pasado año.