Actualizado 13/03/2012 14:15 CET

La mayoría de las cuencas hidrográficas están en situación de alerta o prealerta frente a la sequía

MADRID/TOLEDO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los sistemas hidrográficos del Duero y el Ebro, excepto en Galicia y el área del Cantábrico, así como en el resto de las demarcaciones hidrográficas se ha declarado la fase de prealerta o alerta, según el informe de seguimiento de la sequía del 8 de marzo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Así, el documento reconoce que "España está entrando en un periodo de sequía meteorológica" a pesar de que el nivel hidrológico de los embalses mantiene "buenas reservas de agua", excepto en algunos de la mitad norte del país, debido a las precipitaciones acumuladas desde el invierno de 2009.

Además, apunta que desde que comenzó el presente año hidrológico (1 de octubre de 2011 a 30 de septiembre de 2012), la precipitación media nacional ha sido de 201,2 litros por metro cuadrado hasta el 6 de marzo, un valor "inferior" a la precipitación media nacional normal para este periodo, que es de 357,9 litros por metro cuadrado.

El informe del MAGRAMA, al que ha tenido acceso Europa Press, añade que el presente año hidrológico 2011-2012 ya partía de una situación "ligeramente peor" que el anterior, por lo que considera preciso observar la evolución durante este ejercicio, principalmente en las zonas del territorio con mayores problemas de regulación hídrica.

Asimismo, de acuerdo a los mapas de la situación a 29 de febrero de 2012, los valores de porcentaje de humedad del suelo son muy secos en la zona centro, sudeste y valle del Ebro, muy húmedos en la cornisa cantábrica, en el resto de la península niveles medios y en Canarias niveles muy secos.

Finalmente, revela que en lo que va de año hidrológico, no se han aprobado hasta la fecha nuevas obras de emergencia para paliar la sequía, frente al ejercicio anterior (2010-2011), cuando se destinaron un total de 7.365 millones de euros.