Medio millar de personas piden a Barreda que aclare lo ocurrido en incendio de Guadalajara y reclaman responsabilidades


Actualizado 17/03/2007 20:38:45 CET

GUADALAJARA, 17 Mar. (EUROPA PRESS)

Alrededor de 500 personas asistieron hoy a una concentración frente a la Delegación de Medio Ambiente de Guadalajara, en homenaje a los miembros del retén de Cogolludo que fallecieron en el incendio de la Riba de Saelices el 17 de julio de 2005. Después de guardar un minuto de silencio, un familiar de los fallecidos leyó un comunicado en el que entre otras cosas, se pidió que los responsables regionales "expliquen claramente, paso a paso, lo que ocurrió el día de las muertes y se determinen las responsabilidades de quienes deberían coordinar los trabajos de extinción".

Por último, el portavoz de las familias, José María Manteca, criticó la postura del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, "que en vez de sentarse con los familiares para explicarles lo que ocurrió y para aprender de lo sucedió para que no se vuelva a repetir "corre como una rata cada vez que nos ve y tiene pánico a venir a Guadalajara".

Como cada día 17 los familiares de los fallecidos encendieron una velas y pusieron una rosa blanca con los nombres de nueve de los once fallecidos y una gran pancarta en la que se podía leer "No nos olvidéis, nos faltan once".

En el transcurso de la concentración, en la que se podía ver a cualificados representantes del Partido Popular en la provincia, se escucharon gritos pidiendo la dimisión del presidente regional José María Barreda y de responsables de la Consejería de Medio Ambiente.